Entre 110 directores financieros

La prioridad de España es el empleo, según una encuesta de Deloitte

Los directores financieros creen que las medidas para generar empleo constituyen la "primera necesidad" de España y se declararon preocupados por la debilidad de la demanda y de la confianza de los consumidores, según la última Encuesta a la Dirección Financiera, elaborada por la consultora Deloitte.

El estudio fue presentado hoy por el socio de Deloitte Jesús Navarro y la directora de Deloitte, Silke Mora, quienes precisaron que tras la inquietud por el empleo, los directores financieros señalan como necesidades "primordiales" para España, tomar medidas para mejorar la competitividad de la economía y reducir el déficit público.

En la encuesta -la tercera que efectúa Deloitte a los directores financieros en España en los últimos 18 meses- participaron 110 ejecutivos de empresas, de las que un 40% cotiza tanto en mercados nacionales como internacionales.

"Los directivos consultados mantienen el pesimismo acerca de la situación económica española", sostuvo Navarro, quien además subrayó que la encuesta, realizada entre el 15 de marzo y el 15 de abril, no incluye la valoración de la rebaja de la calificación a la deuda pública y las fuertes correcciones bursátiles producidas con posterioridad.

Respecto del pesimismo, el estudio explica que el 87% de los encuestados considera que la situación de la economía española es "mala o muy mala", aunque en el informe elaborado en el semestre anterior ese porcentaje ascendía al 92%, lo que supone una mejoría.

Igualmente, un 92% de los encuestados cree que las medidas tomadas por el Gobierno son "poco o muy poco efectivas", resultado en el que, sin embargo, no se llegó a ponderar el plan de ajuste anunciado la semana pasada por el Ejecutivo para reducir de forma adicional el déficit.

En el estudio de Deloitte también se indica que los ejecutivos financieros españoles "prevén que la recuperación estará marcada por un crecimiento lento, con elevadas tasas de desempleo, con un fuerte énfasis en el control de los costes y estrictas condiciones en la concesión de préstamos".

Con respecto a la optimización de costes en las empresas, el informe refleja que el 60% de los directores financieros consultados está rebajando o congelando sueldos.

Además, otro 70% dice estar reduciendo las contrataciones y un 68%, disminuyendo el número de empleados.

Asimismo, el 81% de los consultados manifestó que no es un buen momento para asumir riesgos y el 93% considera que es "difícil o muy difícil" conseguir nueva financiación.

En otro capítulo del estudio se indica que más del 70% de los directores financieros consultados considera "desproporcionada" la reacción de los mercados frente al incremento del riesgo país español, como consecuencia de la crisis griega, mientras que solamente el 24% la califica de adecuada.

Con relación a la encuesta anterior, los ejecutivos financieros mantuvieron su perspectiva alcista respecto del Ibex-35, ya que el 65% prevé que en un año, se situará en niveles más altos.