España sale tras año y medio de recesión

El consumo privado y el gasto público apuntalan el tímido avance del PIB

El INE ratificó ayer la salida de España de la recesión después de un año y medio, al crecer el PIB una décima en el primer trimestre. El menor deterioro del consumo y la inversión en bienes de equipo explica el fin de los números rojos en la actividad, que han significado una pérdida acumulada de cerca de 50.000 millones.

El mejor comportamiento del consumo y, en menor medida, de la inversión, llevaron a España a salir de la recesión en el primer trimestre, después de seis periodos consecutivos a la baja en los que perdió un 4,6% de su actividad (casi 50.000 millones de euros). Según las cifras desagregadas ayer por el INE, el producto interior bruto creció un 0,1% en tasa trimestral, mientras la caída interanual se limitó al 1,3%.

La demanda agregada se configura como la clave de la incipiente recuperación, al pasar de recortar 5,3 puntos de PIB a detraer 2,5. La mejora se centra en el consumo privado, que sólo cae seis décimas (3,5 puntos, entre octubre y diciembre). El INE encuentra esa evolución "acorde con la de la renta disponible", a su vez derivada de la menor caída del empleo. Pero también el consumo público vive una inesperada inflexión, dejando atrás un año de crecimientos. Por su parte, la inversión en bienes de equipo deja atrás su caída libre, limitando el descenso al 2,5% (trece puntos menos que en diciembre).

En cambio, la demanda externa limitó su aporte a 1,2 puntos, uno menos que en el trimestre anterior. Tanto las exportaciones (en mayor medida) como las importaciones volvieron a crecer después de casi dos años, al compás de la mejora de la coyuntura tanto interna como internacional.

Prácticamente todos los componentes del PIB registran una mejora en su comportamiento. La excepción más notable está en el sector más castigado por la crisis: la construcción se contrajo un 10,6%, cuatro décimas más que en el trimestre anterior, debido al menor ritmo de avance en las infraestructuras. Esa evolución contrasta con la citada del citado gasto público: repunta desde el 0,8% hasta el 1,5%, debido, según el INE, a las compras, a las transferencias sociales y al avance de la remuneración de funcionarios. Esta última retrocederá radicalmente a partir de julio (un 5% de media, según el último plan de austeridad del Gobierno), lo que podría llevar a aportaciones negativas desde el tercer trimestre.

Compensación del plan de ajuste

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, explicó ayer que el impacto negativo de ese plan sobre la actividad en 2010 quedará "prácticamente" compensado por la mejora de la situación internacional y nacional. Eso sí: el Gobierno recortará hoy mismo "en algunas décimas" su previsión de crecimiento para el año que viene.

Desde el punto de vista de la oferta, casi todas las ramas de actividad registran caídas más moderadas que en el trimestre anterior. La de la energía vuelve a valores positivos después de año y medio, en tanto que el deterioro de la industria se limita ya al 3,7% (10,9%, entre octubre y diciembre), en línea con una producción industrial que volvió a crecer en marzo.

La pérdida de empleos se modera... hasta 652.000

El final de la recesión más larga y aguda de la moderna historia de España no significa, en cualquier caso, que la crisis económica esté superada. Para muestra, la pérdida interanual de 652.000 empleos que computa Estadística. Eso sí: la caída, del 3,6%, queda lejos del 6,1% del trimestre anterior, cuando la pérdida interanual de empleos alcanzaba los 1,27 millones. Salvo el de servicios públicos, todos los sectores de actividad registran aún pérdidas interanuales de empleo, si bien con clara tendencia a la moderación.

La comparación del empleo con el PIB lleva a incremento de la productividad por ocupado del 2,4%, ocho décimas menos que en el trimestre anterior. El menor deterioro del empleo supone que la remuneración de los asalariados modere su caída hasta el 1,2%, en tanto que el excedente empresarial lo hace hasta medio punto. Pero la mayor moderación se la llevan los impuestos indirectos, que caen un 0,9% frente al 9,7% del periodo precedente.

Las cifras

4,6% del PIB perdido, en térmi-nos acumulados, desde el inicio de la recesión, en el tercer trimestre de 2008.

8% de aumento trimestral de las exportaciones, después de caer un 2,9% en el trimestre anterior.