Encuesta de BofA Merrill Lynch

Los inversores se refugian en la Bolsa estadounidense, según los gestores de fondos

Los inversores se refugian en acciones estadounidenses ante el aumento de los temores, según se desprende de la encuesta de gestores de fondos de BofA Merrill Lynch.

Los inversores han buscado refugio en los mercados estadounidenses en una semana en la que algunos países de la zona euro han propuesto un paquete para recortar su déficit, tal y como se desprende de la encuesta de gestores de fondos de BofA Merrill Lynch del mes de mayo.

La encuesta, realizada entre el 7 y el 13 de mayo, muestra que los inversores globales compran acciones estadounidenses y conservan la confianza en el dólar. La liquidez media en las carteras ha aumentado al 4.3%, mientras que el porcentaje de inversores que está sobreponderado en renta variable global ha caído al 30% neto, frente al 52% en abril.

Sin embargo, ha aumentado el número de encuestados que sobrepondera la renta variable estadounidense. El 66% neto espera que el dólar se aprecie frente a las principales divisas.

Gary Baker, estratega jefe de renta variable europea en Bank of America Merrill Lynch Global Research, señala que "la encuesta muestra que los inversores han capitulado respecto a Europa, castigados por las preocupaciones de la deuda soberana y las inciertas expectativas de crecimiento".

El número de inversores que cree que la economía mundial se fortalecerá en los próximos 12 meses cayó a un 42% neto frente al 61% de abril. Asimismo, un 33% de los encuestados considera que la perspectiva de ganancias empresariales es más favorable en Estados Unidos mientras que un 41% cree que el panorama es menos favorable en la eurozona.

Los gestores de fondos han retrasado sus previsiones de subidas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo. El 90% no cree que el alza tenga lugar este año y posponen la subida por parte de la Reserva Federal estadounidense ya que uno de cada cuatro encuestados no espera que se produzca antes de abril de 2010 (uno de cada diez hace un mes).