Porque tiene una "excelente liquidez"

Caja España afirma que no entrará en una guerra de pasivos

El director general de Caja España, Ignacio Lagartos, aseguró hoy que la entidad no entrará en "una guerra de pasivos" para intentar captar la mayor cantidad posible de depósitos de clientes porque esto no ayudaría "al valor añadido" y precisó que la caja apuesta por la política de "rentabilidad".

Así se manifestó Lagartos, que asistió en Valladolid a la firma de un convenio de colaboración con la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), sobre la información publicada en días pasados que revelaba que las cajas habían perdido más de 6.800 millones en depósitos y que cada día de enero los clientes retiraron de las entidades de ahorros más de 219 millones.

En este sentido, el director general insistió en que Caja España apuesta "por las políticas de rentabilidad, de servicio y de eficiencia" así como por ser una entidad "rentable" al tiempo que precisó que esta entidad presenta "una excelente liquidez" lo que la llevado a estar en el 'top' de las cinco entidades con mejor liquidez.

Asimismo, Ignacio Lagartos precisó que se trata de "gestionar bien", como empresarios, de ahí la importancia de analizar y ver los márgenes de intereses, por lo que, según el director general, "Caja España no tiene esa necesidad de captar recursos de los clientes y no va a entrar en una guerra de pasivos".

Además, el director general insistió en que "lo más relevante" es la gestión del margen de intereses y aseguró que si en el primer trimestre de este año la media de bajada del margen de intereses ha sido del 26 por ciento, en Caja España fue de más de la mitad porque la entidad "está entre las más eficientes".

Ignacio Lagartos subrayó la apuesta de Caja España por la liquidez, la solvencia y la eficiencia y no por entrar en guerras por los pasivos.