Según un estudio de la consultora Booz & Company

Sólo el 3,3% de los primeros ejecutivos de las grandes empresas fue despedido en 2009

La tasa de primeros ejecutivos forzados a abandonar su puesto cayó a un 3,3% a nivel mundial en 2009, su nivel más bajo desde 2003, tras registrar el punto más alto de la década en 2008, con un 5,1% de salidas forzosas entre los altos cargos empresariales, según el 'X Estudio anual sobre sucesión de consejeros delegados' elaborado por la consultora Booz & Company.

Asimismo, la rotación de primeros ejecutivos en su conjunto, incluyendo las salidas planificadas y las provocadas por procesos de fusión, cayó un 2,4% en Estados Unidos, medio punto en Japón, se mantuvo estable en Europa y se incrementó un 2,3% en el resto de Asia.

El estudio revela además la apuesta de las empresas por el ascenso de candidatos internos, elegidos por los consejos de administración en un 80% de los casos antes que a desconocidos para liderar las empresas.

Además, la consultora recoge la tendencia de las principales compañías a separar los roles de presidente y consejero delegado. Si en el año 2000 cerca de la mitad de los consejeros delegados compaginaban su cargo con la presidencia, este porcentaje se ha reducido al 16,5% para las compañías norteamericanas y en un 7,1% para las firmas europeas.

Por otra parte, el informe refleja la tendencia a recortar el tiempo de permanencia en su cargo de los primeros directivos, que se ha recortado en casi dos años en la última década, pasando de los 8,1 años a los 6,3 años.