Por 4.000 millones de dólares

La japonesa Astellas compra su rival OSI para reforzarse en EE UU

La farmacéutica pagará 3.245 millones por esta operación

La farmacéutica japonesa Astellas Pharma, la número dos en su mercado, cerró ayer el acuerdo para la compra de la biotecnológica estadounidense OSI por 4.000 millones de dólares (3.245 millones de euros). Esta adquisición permite a la japonesa añadir a su cartera de producto el novedoso y superventas tratamiento contra el cáncer Tarceva, así como ampliar su hueco en el mercado de EE UU.

Astellas lleva meses tratando de hacerse con la compañía. De hecho, la farmacéutica pagará 57,5 euros por acción de OSI, un 11% más que en la anterior oferta propuesta al consejo de administración. El cierre de la operación implica una prima del 55% respecto del precio de cotización de OSI el pasado 1 de marzo, el día que Astellas lanzó su opa hostil.

La japonesa pretende reforzar así una emergente filial dedicada a tratamientos contra el cáncer, confiando en su potencial para generar ganancias en el futuro en un momento en el que Astellas enfrenta la caducidad de las patentes y las menores ventas de sus fármacos principales, dedicados a trasplantes y enfermedades del aparato urinario. Además, permite reforzar su presencia en el mercado de EE UU.

El presidente y consejero delegado de Astellas, Masafumi Nogimori, declaró ayer que "la compra de OSI tienen una importancia estratégica capital para nosotros. Y de modo más relevante, el acuerdo permitirá el establecimiento temprano, antes de lo que habíamos previsto, de nuestra filial en medicamentos para cáncer".

Astellas considera que esta fusión añadirá unos 34.000 millones de yenes (unos 300 millones de euros) en ventas para cuando completen la integración, en marzo de 2011.

El fármaco Tarceva generó unos ingresos valorados en 1.200 millones de dólares el año pasado. Actualmente, está aprobado para un tratamiento de segunda línea para pacientes con cáncer de pulmón cuyo estado empeora después de una ronda de quimioterapia, como mínimo. OSI espera que Tarceva se apruebe como tratamiento de primera línea, lo que implica que se aplicará antes a los pacientes.

Japonesas en busca del paciente americano

La operación protagonizada ayer por Astellas es la más importante para la japonesa en su historia y el último movimiento de una empresa del país oriental hacia el mercado de EE UU a través de una compra. Esta operación se inscribe en la estrategia de las farmacéuticas japonesas de ganar participación de mercado en Estados Unidos, especialmente en áreas como el cáncer. Hace dos años, la rival de Astellas, Takeda, se hizo con la estadounidense Millennium Pharmaceuticals para integrar en su portfolio el medicamento contra el cáncer Velcade. Pagó 8.800 millones de dólares en la transacción.

La compra de OSI ha sido el segundo intento de Astellas de entrar en este mercado después de que el año pasado fracasara en su oferta de compra hostil sobre CV Therapeutics.