Inicia la expansión con cinco tiendas

La matriz de Friday's Project lanza Shana para competir en 'low cost' con Primark

La matriz de la cadena Friday's Project, el grupo Comdifil, trata de hacerse un hueco en el segmento de la moda a bajo precio, uno de los sectores que han logrado reforzarse a pesar de la crisis. El grupo acaba de lanzar la enseña Shana. Destinada a un público femenino, pretende convertirse en uno de los rivales del gigante del low cost Primark.

Adentrarse en el bajo coste o ver cómo los gigantes del sector te ganan terreno. Esta duda planea sobre casi todas las empresas de distribución textil y, de una forma u otra, la gran mayoría ha optado por introducirse en el segmento de la moda a bajo precio.

Una de las últimas en adentrarse en este formato comercial es el grupo Comdifil. Bajo su paraguas se ampara la firma Friday's Project, que en los últimos años se ha convertido en una de las principales cadenas de moda joven, con 110 puntos de venta en España.

Sin embargo, contar con las últimas tendencias de diseño y comercializarlas a precios competitivos ya no basta para ganar peso en el sector textil. Por ello, Comdifil ha lanzado una nueva filial bajo la marca Shana. Se trata de una enseña de moda cuyo principal valor comercial será el precio, es decir, grandes volúmenes de prendas al menor coste posible.

La cadena basará su expansión en locales propios, sin franquicias

La propia compañía reconoce que su referente es la cadena irlandesa Primark. Pero puntualizan que la oferta comercial de Shana será más limitada. Mientras Primark distribuye tanto moda femenina, como masculina, infantil o artículos para el hogar, la nueva división de la dueña de Friday's Project tan sólo se centrará en la moda femenina.

A día de hoy, Shana cuenta con cinco establecimientos comerciales: en Madrid (en el centro comercial Xanadú), Bilbao, Zaragoza (dos locales) y Mataró (Barcelona). Su plan de expansión, según fuentes de la empresa, se centrará en el territorio español y aún no hay planes para dar el salto internacional.

Pese a compartir matriz con Friday's Project, el plan de crecimiento de Shana no repetirá los pasos de esta enseña. Los locales de la enseña low cost serán propios, es decir, no se contará con franquiciadores que piloten el desarrollo. Además, mientras que para Friday's Project se ha optado por abrir establecimientos tanto a pie de calle como en los centros comerciales, en el caso de Shana sólo se optará por esta última opción. De nuevo, el mismo esquema de Primark, que se decanta por los espacios comerciales a las afueras de las grandes ciudades, pese a que sigue sondeando el mercado para abrir en el centro de las principales capitales.

Un grupo industrial que surte a la multinacional Inditex

Al igual que Friday's Project, Shana forma parte de Comdifil. Un grupo industrial en el que se encuadra una docena de empresas vinculadas al sector textil y que está controlado al 100% por Julián Imaz. Aunque Friday's sea la enseña más conocida para el gran público, otra de sus divisiones, Comdipunt, no sólo se encarga del comercio al por mayor de artículos de moda para el grupo, sino que también es uno de los principales proveedores del gigante textil gallego Inditex.

Según la última memoria de la sociedad (correspondiente al ejercicio 2008), esta filial logró un volumen de negocio de 146,3 millones de euros, mientras que su resultado se situó en los 6,2 millones. Más negativa es la situación de su matriz, ya que la memoria de Comdifil de 2008 desvela unas pérdidas de 12 millones de euros.

La cifra

110 establecimientos tiene actualmente Friday's Project en España, a los que se suman otros siete locales en Portugal.