Para Cacaolat

Nueva Rumasa invierte 40 millones en una nueva planta de producción

Nueva Rumasa ha adquirido una edificación industrial con una superficie de 20.000 metros cuadrados en Llinars del Vallès (Barcelona). La instalación acogerá la sede corporativa de Cacaolat y una planta con tres líneas de producción. Requerirá una inversión superior a los 40 millones.

En un comunicado, la consultora de servicios inmobiliarios Savills, que ha asesorado en la operación, informó de que la empresa de la familia Ruiz-Mateos tiene previsto generar más de 100 puestos de trabajo en las nuevas instalaciones.

El grupo Clapé, especializado en el desarrollo de parques industriales, será el encargado del diseño y la construcción de la planta, que albergará tres líneas de producción para la elaboración de batidos, leche pasteurizada y estéril, horchatas y zumos, tanto en formato de cristal como de plástico.

La nueva fábrica absorberá la producción de las enseñas Cacaolat, Letona, La Levantina, Sali y algunas referencias de Clesa. Según los plazos previstos, las obras comenzarán en septiembre y se ejecutarán durante un año. La planta podría estar operativa en otoño de 2011.

El centro producirá anualmente 50 millones de botellas en cristal, entre 40 y 45 millones en plástico y la capacidad de ultra pasteurización para 14 millones de litros de leche.