Destinado al mercado minorista doméstico

ACS estudia lanzar una emisión de bonos de hasta 1.500 millones de euros

ACS está estudiando realizar una emisión de bonos por un importe máximo de 1.500 millones de euros, informó hoy el grupo de construcción, servicios y energía.

La operación se lanzaría en el último trimestre del año y se destinaría "fundamentalmente" al mercado minorista doméstico, según detalló la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo que preside Florentino Pérez avanzó que aún no se ha decidido si la emisión, que oscilaría entre los 750 y los 1.500 millones de euros, será convertible en acciones.

Con esta eventual emisión, ACS busca diversificar sus fuentes de financiación y, a la vez, garantizarse recursos necesarios para el caso de que surgieran oportunidades de inversión, según indicaron fuentes financieras.

ACS 26,35 3,50%

El presidente de ACS reiteró el pasado mes de abril, con ocasión de su junta general de accionistas, su intención de alcanzar el 20% del capital social Iberdrola, eléctrica en la que pese a ser su actual primer accionista con una participacón del 12,6%, aún no ha logrado entrar en su consejo.

En su intervención ante la junta, Florentino Pérez ratificó su intención de lograr el 20% de la eléctrica "cuando se pueda, dependiendo del precio" de la acción, y "sin ningún socio extranjero". El 7,4% adicional de Iberdrola que le resta a ACS para llegar al 20% presenta actualmente un valor en bolsa de unos 2.000 millones de euros.

El grupo de construcción debe entrar en el consejo de Iberdrola o alcanzar el 20% de su capital para poder consolidar a la eléctrica en sus cuentas, dado que ahora sólo se anota los dividendos.

En la comunicación remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) anunciando la posible emisión de deuda, ACS apunta que la operación se realizaría por un importe de entre 750 y 1.500 millones de euros, en el último trimestre del año, y "al tipo de cotización media de un periodo previo a la conversión, con o sin descuento, ya sean los bonos convertibles o no convertibles".

Reforzar posición financiera

La eventual emisión vendría además a reforzar la sólida posición financiera de la que Florentino Pérez 'presumió' en la junta del pasado mes de abril.

Según indicó entonces, ACS cerró 2009 con un descenso del 1% en su deuda neta, hasta situarla en 9.271 millones de euros (10.000 millones a cierre del primer trimestre de este año), tras refinanciar el pasado año más de 2.200 millones de euros de pasivo a largo plazo, extendiendo su vencimiento hasta el año 2012.

Del lado de las inversiones, y al margen de una eventual 'escalada' en Iberdrola, el grupo indicó a sus socios que en 2010 prevé mantener su ritmo inversor en negocios recurrentes (al margen de eventuales operaciones corporativas) en el entorno de entre 1.000 y 1.500 millones de euros para "salir reforzados de la crisis".

Además, apostó por continuar con su "ordenada expansión internacional", en la que destacó su interés por Estados Unidos y China, fundamentalmente con el negocio constructor, para así compensar el descenso de esta actividad en el mercado doméstico.