El presidente emprende una gira

PT explica a sus accionistas en EE UU y Reino Unido el 'no' a la venta de Vivo

El presidente de Portugal Telecom (PT), Zeinal Bava, emprendió hoy una gira por EE UU y el Reino Unido para recabar el apoyo de los accionistas internacionales de su empresa al 'no' a la venta de su parte en la brasileña Vivo a Telefónica.

Bava tiene previsto explicar la negativa del Consejo de Administración de la firma, el pasado día 11, a aceptar la oferta de 5.700 millones de euros (unos 7.250 millones de dólares) por su participación en la compañía de móviles brasileña Vivo, que controla a medias con Telefónica de España.

Los accionistas extranjeros controlan más de la mitad del capital de Portugal Telecom y entre los principales, además de la propia Telefónica que tiene el 10% de participaciones, se encuentran el fondo Brandes Investments (7,89), el Barclays Bank (5,1), la sociedad BlackRock (2,3) y el Credit Suisse (2).

Las primeras gestiones de Bava serán con Brandes, en Nueva York, y en ese y los otros contactos de su gira de dos semanas quiere que los accionistas "vean las ventajas del rechazo a Telefónica", según declaró a medios lusos.

Manifestó al rotativo Jornal de Negocios de Lisboa que "el apoyo de los inversores ha sido crítico desde que comenzó la privatización de PT hace 15 años y nunca lo fue más que ahora".

Según Bava, el objetivo "es consolidar el apoyo para la inversión en Portugal y en PT, en particular ante un escenario de fondo con la crisis del euro y la oferta no solicitada de Telefónica".

Cuando rechazó la venta de Vivo, Bava argumentó que perder su participación en la empresa brasileña de móviles "significaría amputar" el futuro de Portugal Telecom y opinó que la compañía brasileña es "un activo potenciador del crecimiento futuro que no puede ser sólo medido a través de un criterio meramente financiero".

El presidente de PT expresó su confianza en el apoyo de los accionistas y recordó que los inversores internacionales han respaldado "desde hace mucho" la estrategia de la empresa lusa y su "capacidad para generar valor".

Aunque en la visión del presidente de PT su decisión es buena para los inversionistas de su empresa, directivos de Telefónica criticaron la semana pasada en España que la operadora lusa niegue a sus accionistas la oportunidad de beneficiarse de la oferta por Vivo, que supera en un 146% el valor de mercado.

Telefónica espera que el asunto se discuta en una asamblea de accionistas, pero hasta ahora la posición oficial de PT es que la oferta, aunque sigue en vigor, está formalmente rechazada.