Videojuegos

Las ilimitadas praderas del Oeste para lograr récords

'Red Dead Redemption' lleva el reto de ampliar la libertad del jugador a límites hasta ahora no alcanzados

Entre los creadores que se van definiendo como fundamentales en el desarrollo del videojuego destacan como figuras singulares los hermanos Houser, Dan y Sam, creadores y responsables -ahora en el seno de Take Two- de Rockstar Games. Cada una de sus grandes creaciones provoca un pequeño terremoto dentro del sector. Y la próxima semana llega el momento de conocer su última creación, Red Dead Redemption, un western en espacio abierto.

La principal característica de los trabajos de Rockstar es la de buscar la mayor libertad posible para la acción del jugador. Hasta el momento, la mejor plasmación de ese interés se da en la serie Grand Theft Auto, cuya cuarta entrega, publicada hace dos años, fue en su momento el juego mejor vendido en su lanzamiento en toda la historia. Ese récord se pretende batir el próximo 21 de mayo, con la publicación de Red Dead Redemption, que promete contar con las mismas cualidades de esos otros títulos de éxito, pero multiplicadas.

En las betas y adelantos disponibles hasta el momento, destaca antes que nada la amplitud del escenario. Literalmente, cientos de kilómetros virtuales para ser recorridos a pie, a caballo, con compañeros, en solitario... Y en ellos, 50 especies distintas que pueden cazarse, decenas de poblaciones de variado tamaño y unos centenares de personajes con los que el jugador, encarnado en el pistolero John Marston, puede interactuar.

Como de costumbre, surgirán las acusaciones sobre la posibilidad de violencia en el desarrollo del juego. Pero la postura de Rockstar es clara en sus distintas aportaciones, y se refuerza en ésta: es el jugador quien opta por el uso de la fuerza si lo cree conveniente, y en caso de hacerlo, ésta puede tener consecuencias. Un robo a un banco, un asalto a una diligencia o un asesinato pueden ayudar a conseguir dinero para el personaje, o simplemente ser llevadas a cabo por diversión. Pero habrá consecuencias: bajará el prestigio del personaje, y en caso de que algún otro esté mirando, puede suponer que la ley le persiga. A partir de ese supuesto, eso sí, la excelencia gráfica del título hace que la violencia explícita que pueda ejercerse haya obligado a colocarle el "mayores de 18 años".

Red Dead Redemption dispone de una serie de misiones para el personaje protagonista que son el tronco principal del juego, se dice que de unas 60 horas de duración para completarlo -su guión es 10 veces el de un largometraje-, pero además puede disfrutarse de manera totalmente libre. Cabalgar por la llanura, cazar animales, entrar al saloon para echar unas manos de póquer con los malcarados parroquianos... Es realmente un paso más hacia un mundo virtual.

Su principal novedad técnica está precisamente en el hecho de que el escenario reproducido sea natural, las praderas del Oeste que se presentan casi ilimitadas. Hasta ahora, los juegos similares se desarrollaban en entornos urbanos o espaciales, más sencillos de reproducir técnicamente con la verosimilitud necesaria.

La cifra

232 millones de euros recaudó el anterior juego de Rockstar en su primer día de venta, marca sólo superada luego una vez.