Para amortizar sus riesgos

La banca podrá adquirir suelo de Reyal en un mes por 500 millones

Reyal Urbis ha ofrecido a determinadas entidades de la banca acreedora la posibilidad de adquirir suelo de la inmobiliaria por valor de hasta 500 millones de euros "para amortizar sus riesgos". La compañía y los cerca de 60 bancos acreedores acordaron la refinanciación de su deuda de 4.500 millones de euros pasadas las 12 de la noche del jueves.

Según informó la compañía presidida por Rafael Santamaría, en virtud del acuerdo alcanzado se extiende la fecha final del crédito sindicado hasta diciembre de 2016; se reduce en 750 millones de euros la deuda financiera, hasta los 3.750 millones de euros, mediante venta a las entidades financieras de suelo residencial y 400 viviendas; se formaliza una línea por un importe máximo de 286 millones de euros que se transformará en préstamo participativo en función de la necesidad de reforzar los fondos propios, con amortización en diciembre de 2016; se incorpora una nueva línea de liquidez por importe de 35 millones de euros.

Además de esa posibilidad de que la banca adquiera suelo por 500 millones en el plazo de un mes, Reyal Urbis también ha cedido parte de la gestión de su proyecto estrella en Madrid, Castellana 200, a parte de los bancos acreedores.

Con este acuerdo, de momento, Santamaría logra retener para la compañía activos con ingresos recurrentes, como los inmuebles alquilados en Madrid: ABC Serrano, Edificio Torrelaguna, Marcelo Spínola, Avenida San Luis y la cadena Rafael Hoteles, entre otros.

Santamaría, al frente

Por el momento, al menos, Rafael Santamaría logra retener la presidencia de su inmobiliaria, Reyal Urbis. Colegas suyos de inmobiliarias cotizadas han tenido que abandonar los cargos para lograr un acuerdo con la banca acreedora de la deuda.