Foro Cinco Días

Rivero reclama a PP y PSOE un gran pacto de Estado para afrontar la crisis

"Lo óptimo es un acuerdo político antes que convocar elecciones anticipadas"

Rivero reclama a PP y PSOE un gran pacto de Estado para afrontar la crisis
Rivero reclama a PP y PSOE un gran pacto de Estado para afrontar la crisis

Una de cal y otra de arena, como reza el dicho popular. El jefe del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, criticó el viernes duramente la labor del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y le reclamó que ponga en marcha reformas estructurales profundas que, a su juicio, ha rehusado aplicar en los últimos años. Al mismo tiempo, sin embargo, pidió la cohesión de todas las fuerzas políticas y agentes sociales alrededor de un pacto de Estado que permita a España encarar la crisis y acelerar la salida. "La situación requiere compromiso y responsabilidad, independientemente de quien gobierne", aseguró el viernes el líder nacionalista durante su intervención en el Foro CincoDías, patrocinado por el Banco Santander, al que asistieron cerca de 400 de los más destacados empresarios del archipiélago.

Rivero, en todo caso, se mostró escéptico ante la posibilidad de que las fuerzas políticas puedan llegar a entenderse. "No hay que ser ingenuo", aseveró. "Uno puede tener muchos deseos, pero no es nada fácil, aunque hay que intentarlo", por lo que reclamó a los dirigentes no sólo sentido común, sino inteligencia política. "Que las cosas vayan mal, rematadamente mal, es malo para Zapatero, pero también para Rajoy", matizó. Fue precisamente ese consenso el que llevó a Rivero a rechazar las movilizaciones convocadas por las fuerzas sindicales para protestar por el recorte de los salarios de los funcionarios, que consistirán en una protesta ante las delegaciones del Gobierno el 20 de mayo en primer lugar y en un paro general en el sector el 2 de junio. "Desde la algarada social sólo vamos a profundizar en la crisis", aseguró.

Aquí finalizaron las muestras de apoyo del presidente de Coalición Canaria, la tercera fuerza política del archipiélago, que controla el Gobierno gracias a su pacto con el PP, la segunda formación más votada. En su intervención posterior, Rivero criticó duramente al Ejecutivo central, al que acusó de implantar reformas con miopía. "Quien ha estado engañando el país durante 1.000 días se sabe quién ha sido, quien nos ha llevado a la crisis por pasividad, inacción y por confiarlo todo a la fortuna y que los demás arreglen la situación se sabe quién ha sido", dijo.

El presidente de Canarias vincula el apoyo de CC al Gobierno central a que se mantenga la inversión pactada en las islas

Pese a esta dura crítica, Rivero explicó que Rodríguez Zapatero es el presidente que han elegido los ciudadanos. "æpermil;stos cuando tengan que elegir, elegirán, pero ahora no podemos quedarnos sólo en eso, hay que pensar en cambiar las cosas". Por eso, explicó que no apoya un adelanto electoral, algo que constituiría una irresponsabilidad. "Lo óptimo es un gran acuerdo de todas las fuerzas políticas, antes que convocar elecciones anticipadas", precisó.

Rivero se mostró dispuesto a que Canarias preste apoyo a la resolución de la crisis. Pero con límites. El presidente marcó claramente las fronteras del respaldo de su partido: llevar a cabo las inversiones prometidas. "Si cumplen con nosotros, cumpliremos con ellos; si no, nos sentimos liberados para actuar por nuestra cuenta", señaló. El dirigente matizó que puede entender que haya reprogramaciones de la inversión, y que lo que se pensaba hacer en tres años, se haga en cuatro, pero hizo especial hincapié en que "hay que hablarlo". En este sentido, manifestó que cuentan con el compromiso el Ejecutivo central para respetar las inversiones. "Claro que hasta hace 72 horas los funcionarios y pensionistas también tenían un compromiso", dijo no con cierta ironía.

También se refirió a la petición formulada por Rodríguez Zapatero el miércoles, cuando reclamó a las regiones que colaboren en los recortes con 1.200 millones. "Todos tenemos que arrimar el hombro, pero una cosa es eso y otra ser el tonto de la clase; debemos contribuir en la misma proporción y teniendo en cuenta también el esfuerzo hecho", dijo. Así, explicó que su Ejecutivo ya ha emprendido un "duro recorte" de gastos desde 2008, que les ha permitido un ahorro de 226 millones.