Telefónica lastra el índice, que pierde los 10.000 puntos

El Ibex se desmarca de Europa con una caída del 1,11%

La caída de Telefónica, tras presentar sus resultados, pesó ayer en el Ibex, pero no fue el único factor. El índice sufrió un descenso del 1,11%, superior al de sus homólogos europeos, y cerró por debajo de los 10.000 puntos.

La Bolsa se mueve extraña, a trompicones. Los grandes inversores parecen estar por el momento fuera del mercado, lo que es campo abonado para la volatilidad. Un dato relevante es el de volumen negociado, que ayer en la Bolsa española ascendió a 3.360 millones de euros, una cifra muy inferior a los 9.000 millones que se negociaron de media el pasado lunes o el viernes anterior.

Con poco volumen y las grandes manos fuera, el Ibex fue ayer pasto de los inversores de más corto plazo, y terminó cayendo un 1,11% hasta los 9.977,5 puntos.

Las dudas sobre la efectividad de las medidas de recorte fiscal propuestas por el Gobierno español persisten en el mercado, lo que explica que el Ibex fuera uno de los pocos índices de Europa que ayer cerró a la baja. El Euro Stoxx 50 cerró plano, como el Cac de París. El Dax de Fráncfort y el Footsie de Londres ganaron un 1,11% y un 0,93%, respectivamente.

Aunque persisten las dudas sobre el futuro económico de la eurozona, como lo demuestra la depreciación del euro hasta 1,25 dólares, los inversores han comenzado en las últimas sesiones a ser más selectivos geográficamente, lo que explica la subida de la Bolsa alemana en las últimas sesiones y la debilidad que muestra la española.

El peso de la caída del Ibex lo llevó ayer Telefónica, que decepcionó con los resultados presentados a primera hora de la mañana. La teleco obtuvo un aumento del beneficio neto del 2%, hasta 1.656 millones de euros. Los inversores optaron por las ventas, aún cuando la operadora confirmó sus objetivos hasta 2012 y el pago del dividendo. La acción cayó un 1,87% hasta los 15,74 euros por acción.

La teleco española aportó 39,5 puntos de los 112,3 que perdió el Ibex 35. Es decir, que no fue sólo Telefónica lo que lastró el Ibex. Santander cayó un 0,86% y aportó 18,8 puntos a la caída. BBVA cedió un 1,01% y aportó 10,5 puntos.

En el mercado de deuda soberana la prima de riesgo española se mantuvo más o menos estable. El rendimiento del bono a 10 años se elevó 1,6 puntos básicos hasta el 3,93%, lo que situó la prima en 99,06 puntos básicos, muy por debajo de los 164 que se alcanzaron el pasado viernes.

Wall Street marcó mucho la segunda parte de la sesión. Un dato de peticiones de desempleo semanal peor al esperado provocó una apertura dubitativa. Las peticiones ascendieron a 444.000 frente a una previsión de 440.000. Eso, unido a que tanto el Dow Jones como el S&P 500 se pelean con resistencias clave -en torno a los 11.200 y a los 1220 puntos- acabó por inclinar la balanza al lado de las pérdidas. El Dow Jones cerró con una caída del 1,05%, y el S&P, del 1,21%.

La cifra

99 puntos básicos es la prima de riesgo de la deuda española al cierre de ayer. El rendimiento del bono a 10 años cerró a la altura del 3,93%.