Una de las mayores apuestas de su historia

SAP responde a Oracle y compra la americana Sybase por 4.620 millones

El gigante alemán se refuerza en bases de datos y en soluciones móviles para empresas

SAP ha llegado a un acuerdo para comprar Sybase por un total de 4.620 millones de euros. Con la operación, que es la segunda mayor de su historia, el gigante germano busca reforzarse en el segmento de plataformas móviles y bases de datos para hacer frente a la competencia de grandes rivales como Oracle.

SAP, uno de los líderes tecnológicos europeos, ha hecho una de las mayores apuestas de su historia para fortalecer su posición en la industria del software. La compañía alemana ha llegado a un acuerdo para la compra de la empresa estadounidense Sybase, especializada en aplicaciones para administrar y movilizar información. SAP ofrece 65 dólares por cada acción de Sybase lo que, unido a la deuda de esta firma, supone valorar la operación en 5.800 millones de dólares (unos 4.620 millones de euros).

Una compra que, según dijo SAP, se pagará con la tesorería del propio grupo y con un crédito de 2.750 millones de euros prestado por Barclays Bank y Deutsche Bank. Esta es la segunda mayor compra de la historia del grupo germano, tras la adquisición de Business Objects en 2008, por la que pagó 6.800 millones.

La compra de Sybase es el primer gran movimiento de la actual directiva de SAP, encabezada por los consejeros delegados, Bill McDermott y Jim Hagemann, que llegaron al cargo en febrero sustituyendo por sorpresa a Leo Apotheker, cuando apenas llevaba unos meses como máximo responsable único.

El reto de McDermott y Hagemann era complicado: convencer a los mercados de que SAP tiene potencial para crecer y competir con gigantes como Oracle, IBM y Microsoft. De hecho, en 2009, los ingresos de SAP cayeron un 8%. En su comparecencia en el Cebit de Hannover en marzo, afirmaron que la empresa confiaba en su capacidad de innovación para mantener el crecimiento orgánico. Eso sí, McDermott no descartó adquisiciones.

Así, la primera elegida ha sido Sybase, una compañía con la que, precisamente, SAP ya mantenía una estrecha relación. De hecho, en Cebit anunciaron una alianza para el lanzamiento de su primer conjunto de aplicaciones para el trabajo en movilidad, disponibles para el iPhone y los dispositivos con Windows Mobile.

Ahora, SAP ha señalado que la operación acelerará el alcance de sus soluciones a través de plataformas móviles. "La plataforma móvil de Sybase puede conectar todos los datos y aplicaciones (SAP y no SAP) y permitir que puedan correr sobre dispositivos móviles", señaló el grupo germano, añadiendo que Sybase opera una red de mensajería que supera los 4.000 millones de clientes en todo el mundo. En definitiva, la intención de SAP pasa por explotar el mundo del software empresarial a través de los móviles. James Dawson, analista de Morgan Stanley, ha señalado en una nota para sus clientes que la compra reforzará a la empresa alemana en las áreas de análisis, bases de datos e internet móvil en el mundo corporativo. "El segmento celular puede crecer a un ritmo de entre el 15% y el 20%", han indicado.

Estrategia móvil

Ivonne Genovese, vicepresidenta de Gartner, dijo a CincoDías que Sybase dará a SAP la oportunidad de crear aplicaciones que corran sobre dispositivos móviles. "El beneficio más inmediato será el reforzamiento de la estrategia de SAP de crear aplicaciones para móviles y la posibilidad de analizar información de las empresas desde esos dispositivos".

A su vez, Dawson apuntó que el segmento de bases de datos para empresas es uno de los principales negocios de Sybase, señalando que la firma es fuerte en sectores como la banca. SAP quiere ganar posiciones aquí ante la dura competencia de Oracle, IBM y Microsoft. Según IDC, la cuota de mercado de Sybase ronda el 3%, lejos del 37% de Oracle, el 23% de IBM y el 21% de Microsoft. Pero McDermott defiende que la posición combinada de SAP y Sybase ayudará a ganar posiciones en esta actividad.

Beneficios

l SAP indicó ayer que la compra de Sybase aportará beneficios a la empresa germana desde el primer año. Morgan Stanley señaló que los costes financieros para la adquisición serán bajos y añadió que, sin contabilizar las sinergias, elevará los beneficios al menos un 3%.

Numerosos blogs financieros han coincidido en que la operación emprendida por SAP le ha incorporado de pleno derecho a la carrera de adquisiciones iniciada en el conjunto de la industria tecnológica mundial. Y es que en los últimos tiempos, Oracle ha cerrado la compra de Sun Microsystems y Phase Forward; Hewlett Packard se ha hecho con 3Com y quiere absorber Palm, mientras IBM se ha hecho con Cast Iron.

En cualquier caso, la operación emprendida por el gigante germano ha sido bien recibida por la mayoría de los expertos. Cinco de los seis analistas que emitieron opiniones sobre SAP ayer mantenían recomendaciones de comprar o sobreponderar sobre las acciones de la compañía, que prevé cerrar la adquisición de Sybase en el tercer trimestre, una vez recibida la aprobación de sus accionistas y de los reguladores.

SAP recibirá un crédito de 2.750 millones para la compra