Descarta que se vaya a mantener en terreno negativo

Campa atribuye la inflación subyacente negativa al efecto del calendario

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, atribuyó hoy el que la tasa anual de la inflación subyacente (sin alimentos frescos ni energía) se haya situado en el -0,1% al efecto calendario y descartó que vaya a mantenerse en el terreno negativo durante los próximos meses.

En una rueda de prensa para valorar los datos publicados hoy por el INE, Campa aseguró que si la inflación subyacente es negativa por primera vez se debe a un hecho "puntual", ya que la semana santa este año cayó en marzo y el año pasado fue en abril, con lo que los precios de los servicios fueron más bajos el mes pasado que en el de 2009.

En términos generales, Economía espera que el IPC se mantenga "normalizado" en tasas "moderadamente positivas", después de que en abril subiera el 1,1% y la tasa anual se situara en el 1,5%. Según Campa, estos últimos datos suponen la consolidación de la tendencia ligeramente al alza que se viene produciendo desde el pasado noviembre, si bien los incrementos "deberían ir aumentando conforme se vaya recuperando la demanda".

Asimismo, destacó el hecho de que el diferencial con respecto a la inflación de la zona euro sea sólo de una décima.

Las medidas antidéficit tendrán un impacto en el empleo

Por otro lado, Campa admitió hoy que las nuevas medidas para reducir el déficit tendrán también un impacto en el empleo, aunque nada "sustancialmente distinto" a lo ya previsto. No obstante, dijo que el Gobierno está revisando todo el cuadro macroeconómico tras el anuncio de las últimas medidas.

Campa recordó que fue el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el que admitió que las medidas reducirían la previsión de crecimiento para 2011 (1,8% en tasa interanual), pero no quiso cuantificar el impacto. El secretario de Estado reiteró que las medidas reducirán dicho crecimiento "unas décimas a la baja" y que también tendrán cierto impacto en el empleo, motivo por el que el Gobierno está revisando todo el cuadro macroeconómico.

Preguntado por si aumentarán la tasa de caída del PIB prevista para 2010 (-0,3% en tasa interanual), Campa se limitó a recordar que el este año está ya muy avanzado y que las medidas impactarán, sobre todo, en el año 2011.

Sobre si será necesario desarrollar nuevas iniciativas para cumplir con las exigencias de Bruselas con la reducción del déficit, el secretario de Estado recordó que ahora toca hablar de austeridad y no de impuestos, ya que las medidas anunciadas el miércoles han sido "verdaderamente históricas".

Explicó que hay que analizar las medidas "en conjunto" teniendo en cuenta los planes fiscales para acelerar la reducción del déficit, las medidas de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y la creación de un fondo para garantizar la estabilidad europea.

A su parecer, lo "razonable" es pensar en el "paquete" entero de medidas porque es lo que ha sido "eficaz" a la hora de tranquilizar a los mercados.

Preguntado por si la situación es "dramática", como manifestó ayer en el Senado, se limitó a decir que es necesario analizar los ajustes y las medidas en su "contexto" y sin "trivializar lo dramático" de las mismas, y reiteró que ningún pensionista cobrará una pensión inferior a la que cobraba hasta ahora.