Petróleo

El crudo Brent baja un 1,34% y se sitúa en 80,11 dólares

El precio del barril de Brent bajó hoy un 1,34% hasta los 80,11 dólares en el mercado de futuros de Londres, en una jornada marcada por el fortalecimiento del dólar, moneda en la que se negocia la compra-venta del crudo.

El barril de petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en junio acabó la jornada en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 80,11 dólares, 1,09 dólares menos que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 81,20.

El precio máximo negociado hoy fue de 81,68 dólares, mientras que el mínimo se situó en los 79,96 dólares.

La subida de la divisa estadounidense frente al euro, afectado todavía por la inestabilidad financiera de varios de los países que comparten esta moneda, alejó a los inversores de los futuros del petróleo, lo que se reflejó en este retroceso.

Además, en vísperas de que termine la contratación para el mes de junio, se produjo un descuento generalizado del crudo de venta inmediata frente a los precios de los futuros, lo que desató las compras del primero, perjudicando a los contratos a largo plazo.

Los mercados también reaccionaron a la noticia conocida el jueves de que las reservas de petróleo en EEUU aumentaron en 1,9 millones de barriles la semana pasada y quedaron en 362,5 millones de barriles, según los datos del Departamento de Energía.

La agencia informó que las reservas de crudo se encuentran por encima del promedio para esta época del año. El volumen de reservas fue un 1,7% inferior a hace un año.

También el miércoles la Agencia Internacional de Energía (AIE) revisó a la baja sus previsiones de demanda mundial de petróleo para este año, que fijó en 84,8 millones de barriles diarios, 220.000 menos de los estimados inicialmente.

Se trata del primer recorte sustancial de las previsiones de consumo que se hace en un año, según se deriva del informe mensual de la AIE, que achaca este descenso sobre todo a la bajada del consumo en los países emergentes.

De confirmarse esos datos, el consumo de petróleo crecería en el mundo un 1,9% en 2010.