Gestión fiscal
Joaquim Herrera, socio responsable de IVA de la oficina de Barcelona de KPMG Abogados.
Joaquim Herrera, socio responsable de IVA de la oficina de Barcelona de KPMG Abogados.

Cómo ahorrarse el 1% de la facturación con una buena gestión del IVA

Preguntas y respuestas para aprovechar la gestión del IVA por Joaquim Herrera, socio responsable de IVA de la oficina de Barcelona de KPMG Abogados.

P: ¿Está de moda el IVA?

R: Hombre, de moda quizás no, pero sí que es cierto que las empresas están prestando una atención creciente al IVA

P: ¿Y eso?

R: Bueno, se trata de una parte importante del precio de compra y una parte importante del precio de venta

P: De acuerdo, pero tengo entendido que el IVA no es coste para las empresas

R: Mire, eso no es del todo cierto. Para muchas empresas sí es coste, como por ejemplo bancos, hospitales o empresas de seguros, y para las que no lo es, en cualquier caso impacta mucho su liquidez, su cash flow.

P: Para las empresas que sí es coste ¿Qué se puede hacer?

R: Se puede revisar el criterio seguido para deducirse una parte del IVA. Nuestra experiencia es que lo suelen calcular mal y se deducen menos IVA de lo que tendrían derecho. Y los ahorros son inmediatos y muy fáciles de implementar.

P. ¿Y los ahorros son importantes?

R. Eso depende de muchos factores. Pero pueden llegar a serlo. En algún caso se han cifrado en el 15% de las ventas de la Sociedad, pero lo más habitual es que se sitúen en el entorno del 2% de la cifra de negocio.

P: Pero para las que no es coste (la mayoría de las compañías) entiendo que no hay mucho que hacer

R: Al contrario. Podemos proponer cambios en la forma de gestionar y liquidar el impuesto que pueden permitir ahorros financieros muy significativos.

P ¿Muy significativos?

R: Por lo general, del orden del 1% de la facturación de la sociedad.

P: ¡Tampoco es tanto!

R: Hombre, depende de la compañía. ¿No? Si factura 100 millones de Euros, podemos ahorrarle un millón. No le cambiará la vida, pero serán un millón de euros más en su beneficio.

P: Y, explíqueme, ¿Eso como se consigue?

R: Bueno, pues se trata de revisar los criterios seguidos respecto al IVA, repercutido y soportado. Ver si, de acuerdo con la norma, es posible retrasar algo los primeros y adelantar algo los segundos.

P: Parece fácil

R: Bueno, es un tema técnico. No es ni fácil ni difícil, es un tema de "expertise". Nosotros sabemos qué aspectos suelen ser susceptibles de mejoras y nos centramos en ellos.

P. ¿Me puede poner un ejemplo?

R: Los ejemplos son de lo más variopinto. Nosotros tenemos listadas 46 posibles oportunidades de mejora. Desde las más complejas hasta las más obvias. Las hay muy específicas y las hay de aplicación muy genérica.

P: ¿Y se dan de forma frecuente?

R: Le puedo decir que es muy difícil, casi imposible, que ninguna de esas 46 ideas le pueda ser de aplicación. Es más, nuestra experiencia es que suelen ser de aplicación unas 6 ideas, de entre las cuales los clientes suelen centrarse en 2 ó 3. No más, pero tampoco menos.

P: ¿Pero qué cuestan estas revisiones?

R: Nuestros honorarios dependen sustancialmente de los ahorros efectivamente conseguidos, de forma que el balance siempre es favorable para la sociedad. En otras palabras, nuestros servicios se pagan por sí mismos.