Revisan a la baja su previsión de crecimiento

Las cajas creen que se crecerá menos en 2011 por los nuevos recortes de gasto

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) está revisando a la baja su previsión de crecimiento de la economía para 2011, que estima en una cifra cercana al 0,7%, después de analizar las medidas de ajuste fiscal anunciadas por el Gobierno para acelerar la reducción del déficit público.

La analista de Funcas María Jesús Fernández dijo que este ajuste repercutirá sobre la actividad de la economía y sobre el empleo por lo que aseguró que la tasa de paro en 2011 aumentará "alguna décima más" de lo que habían previsto en un principio y rondará el 20%.

Sobre la previsión de crecimiento del PIB en 2011, que estimaban inicialmente en el 0,8%, dijo que "posiblemente se rebajará en una décima" para situar el aumento de la economía en un 0,7%. No obstante, Fernández valoró que el déficit público se reduzca este año y el que viene y estimó que estará "algo por debajo" del 10,8% y del 8,5% previsto por Funcas para 2010 y 2011.

Sin embargo, aclaró que la repercusión en el déficit del ahorro de 15.000 millones de euros estimado por el Gobierno "será menor porque también habrá menos recaudación impositiva".

"El impacto de las medidas de ajuste sobre el déficit será menor que el que tendrá sobre el gasto", aseveró, tras asegurar que será "muy difícil y complicado" llegar al 3% de déficit en 2013 sin acometer otras reformas como la del mercado laboral.

Aseguró que la actual brecha del déficit de 10 puntos es bastante "gorda" y requiere no sólo reformas en la administración sino también otras que dinamicen el mercado de trabajo, aceleren la actividad y permitan mejorar la recaudación.

En la misma línea Ahorro Corporación consideró que para alcanzar los objetivos de déficit previstos para este año y el que viene conviene "acelerar" la resolución de temas "clave" como las pensiones, el mercado laboral o la reestructuración del sector financiero.

Esta agencia cuantifica en 6.000 millones de euros el ahorro fiscal que supondrá la reducción de la remuneración del personal del sector público entre 2010 y 2011, y en 6.045 millones de euros el proveniente de las medidas de ajuste de la inversión pública.

Ahorro Corporación señala, en un comunicado, que la supresión del cheque-bebé contribuirá con 1.249 millones de euros a la reducción del gasto y que la congelación de las pensiones y la disminución de la ayuda al Desarrollo supondrá un ahorro de 215 y 600 millones de euros, respectivamente. Puntualiza que estos ajustes provocarán una "merma" en la previsión de crecimiento del PIB del Gobierno para 2011, que será inferior a 1,8%.