Mayor grupo industrial surcoreano

Samsung invertirá 16.000 millones para crecer en nuevos negocios

Samsung, el mayor grupo industrial surcoreano y la mayor tecnológica mundial por volumen de ingresos, quiere dar un impulso a los nuevos negocios. El grupo planea invertir en los próximos diez años 23,3 billones de wones (unos 16.000 millones de euros) en tecnología ecológica y de sanidad para fortalecer su crecimiento, según informó ayer la agencia Yonhap. La compañía, cuyos negocios van desde los semiconductores a la industria naviera, ha explicado que centrará su inversión en cinco áreas: energía solar, baterías recargables para vehículos híbridos, tecnología de diodo emisor de luz (LED) para pantallas e iluminación, industria biofarmacéutica y tecnología médica.

Con este nuevo proyecto, Samsung, que supone más del 20% del PIB de Corea del Sur, espera que estos negocios le aporten unos ingresos de 50 billones de wones (34.528 millones de euros) en 2020 y generar 45.000 nuevos puestos de trabajo.

La decisión se tomó ayer, durante un encuentro del presidente de Samsung, Lee Kun-hee, con los directivos de la empresa y de sus filiales, informó Efe. El ejecutivo, que asumió de nuevo en marzo su mandato en Samsung Electronics, la mayor empresa del grupo, destacó que los gobiernos de todo el mundo están invirtiendo en la industria medioambiental con el fin de solucionar problemas energéticos y proteger el medio ambiente.

Según el plan diseñado, Samsung invertirá unos 4.143 millones de euros en placas solares, con el fin de alcanzar unas ventas por valor de unos 6.900 millones de euros y generar 10.000 puestos de trabajo. Asimismo, la empresa invertirá unos 5.900 millones de euros en tecnología LED y otros 2.200 millones de euros en productos biofarmacéuticos y aparatos médicos.

El plan de crecimiento de Toshiba

Samsung no es la única firma asiática que hará una fuerte inversión para crecer. Toshiba desveló ayer que invertirá 14.000 millones de dólares durante los próximos tres años. La compañía se centrará en los chips, un negocio que está creciendo con fuerza gracias al avance de nuevos dispositivos como los smartphones y los tablets; las plantas de energía nuclear, equipos médicos, baterías de ión-litio, y smartgrids, según Reuters. El objetivo de Toshiba es cuadruplicar los beneficios hasta llegar a 4.860 millones de dólares en el ejercicio fiscal que acaba en marzo de 2013.