En el primer trimestre

La competitividad de las exportaciones mejora un 1,3% frente a la OCDE

La competitividad del sector exterior español mejoró un 1,3% frente a la treintena de países que conforman la OCDE durante los tres primeros meses de este año, impulsada por el descenso del índice de cambio y por la caída del IPC, según informó hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Asimismo, las exportaciones ganaron un 0,9% de competitividad con respecto a los Veintisiete, si bien incrementaron sus diferencias en un 0,1% con los países que comparten el euro.

Frente a los países de la OCDE que no pertenecen a la zona euro, el índice de competitividad calculado sobre la inflación retrocedió un 4,7% con respecto al primer trimestre de 2009.

En cuanto a la competitividad de las exportaciones medida por los índices de valor unitario (IVUs), se produjo una ganancia de competitividad del 4,4% con la UE durante el último trimestre del pasado año, que fue del 4,2% frente a los Veintisiete.

En el conjunto de 2009, el índice de competencia sobre IVUs retrocedió un 3% con respecto a la zona euro y un 2,2% con los países de la UE.

Por último, dicho índice se redujo un 3,7% con la OCDE durante los tres últimos meses de 2009, que fue del 1,7% en tasa interanual.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio publica trimestralmente dos indicadores de competitividad, los denominados Indices de Tendencia de Competitividad (o ITCs), que se diferencian por los índices de precios que toman como referencia: el IPC y el IVU.

El desempleo en la OCDE sube en marzo al 8,7%

La tasa de paro entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registró un incremento de una décima en marzo, hasta situarse en el 8,7%, informó la organización internacional, que volvió a señalar a España como el país con mayor índice de desempleo, al alcanzar el 19,1%, una décima más que en febrero.

Así, en los tres primeros meses del año la tasa de paro en la OCDE se mantuvo estable en el 8,7%, del mismo modo que en España, que entre enero y marzo mantuvo una tasa de paro del 19%, tal y como sucedió en el último trimestre de 2009.

En este sentido, la organización con sede en París destacó que el desempleo aún se mantiene en niveles próximos a los máximos observados desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Aparte de España, las tasas de paro más elevadas en el seno de la OCDE durante el pasado mes de marzo se observaron en Eslovaquia (14,1%), Irlanda (13,2%), Hungría (11%), Portugal (10,5%) y Francia (10,1%), mientras que las menores se registraron en Corea del Sur (3,8%), Países Bajos (4,1%), México y Austria (ambos con un 4,9%).