Cuatro décimas más que en marzo

El IPC chino sube un 2,8% en abril, el ritmo más alto en año y medio

El Índice de Precios al Consumo de China aumentó un 2,8% en el mes de abril, el ritmo más alto de los últimos 18 meses y ya cerca del límite del 3 por ciento que el Gobierno comunista se había fijado para finales de este año, según informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas.

La subida es cuatro décimas mayor que la del IPC de marzo, y coloca la subida de precios acumulada entre enero y abril en el 2,4%, añadió la institución, citada por la agencia oficial Xinhua.

Dentro del IPC destacó la subida de los alimentos (que suponen un tercio de los precios totales seleccionados para calcular el índice), que se elevaron un 5,9% durante el mes pasado.

La subida de precios en el cuarto mes de abril fue más rápida en las zonas rurales (3%) que en las urbanas (2,7%).

El pasado año, en el marco de la crisis financiera global y sus efectos de freno al crecimiento económico chino, los precios chinos tuvieron tendencia deflacionaria hasta noviembre, en que volvieron a subir.

El buró de estadísticas chino dio hoy también la cifra acumulada de las ventas al por menor -principal indicador del consumo- entre enero y abril, señalando que éstas aumentaron un 18,5% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Respecto a la inversión de activos fijos, otra cifra clave para tomar la temperatura de la tercera economía mundial, ésta subió un 26,1% en los cuatro primeros meses del año con respecto a enero-abril de 2009, totalizando 684.400 millones de dólares.

Por otro lado, ayer, lunes, las aduanas chinas facilitaron el dato del comercio exterior, que volvió a sus habituales cifras positivas en abril (un superávit de 1.680 millones de dólares) después de haber registrado en marzo su primer déficit comercial en seis años.