Divisas

El euro se recupera con fuerza

El euro se revalorizó hoy en el mercado de divisas de Fráncfort como consecuencia del paquete de medidas aprobado por el Ecofin para apuntalar la eurozona, aunque no logró retener la marca de 1,3095 dólares anotada a media sesión.

En este contexto, el euro se cambia a 1,2857 dólares, frente a los 1,2720 dólares del viernes por la tarde. El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,2969 dólares.

"El paraguas de rescate para los para los países de la eurozona con finanzas débiles es mayúsculo y ha tenido efectos positivos en el mercado", afirmó el jefe del mercado de divisas del banco regional BayernLB, Marc Burgheim. Aún así, precisó Burgheim, el mercado se mantiene muy nervioso y el margen de liquidez sigue siendo estrecho.

Para Burgheim, lo fundamental es que el euro esté ligeramente sobrevalorado y que la presión que la crisis de deuda ejerce sobre la moneda común europea disminuya o se traslade a otras zonas de déficit como Reino Unido y Estados Unidos.

Además de las medidas aprobadas en Bruselas por el Ecofin, el BCE y otras entidades monetarias han reactivado las operaciones para proporcionar liquidez en dólares ante la reaparición de tensiones en algunos mercados de fondos a corto plazo en dólares en Europa.

El BCE informó hoy de que "en respuesta a la reaparición de tensiones en los mercados de fondos a corto plazo en dólares en Europa, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el BCE, la Reserva Federal estadounidense (Fed) y el Banco Nacional Suizo anuncian el restablecimiento de la facilidades temporales swap (compraventa de una divisa por otra) de liquidez de dólares".

El BCE también intervendrá directamente en el mercado comprando deuda pública y privada de los Estados más débiles de la eurozona, decisión sin precedentes en la historia de la autoridad monetaria que ha sido interpretada como una cesión a la presión política.

El presidente del BCE, negó hoy sin embargo que la entidad monetaria haya tenido presiones políticas e hizo hincapié en que "somos completamente independientes" tras una reunión en la sede del Banco de Pagos Internacionales (PBI) en Basilea (Suiza).