Resultados económicos

Thales facturó un 8% más en el primer trimestre, con 2.479 millones

Thales facturó 2.479 millones de euros en el primer trimestre, frente a 2.303 en el mismo período de 2009, lo que supone una alza en términos absolutos del 8%, y del 5% en datos equivalentes, anunció hoy el grupo francés de electrónica de defensa en un comunicado.

El grupo contabilizó pedidos por valor de 2.366 millones de euros, lo que supone una alza en términos absolutos del 5% y en datos equivalentes del 4% respecto a 2009, agregó.

Adelantó, asimismo, que para el conjunto de 2010, el grupo espera una estabilidad de sus ingresos y un repliegue de sus encargos respecto al elevado nivel alcanzado en 2009.

Entre tanto, la actividad trimestral "no puede ser considerada necesariamente representativa" de la evolución anual, señaló.

THALES 94,26 -0,05%

Agregó que los pedidos en mercados gubernamentales e institucionales "resistieron bien" y se registró "cierta mejoría" en algunas de las actividades del grupo más afectadas por la crisis.

Respecto al contencioso con Taiwán, en relación con el cobro de comisiones por la venta de seis fragatas de Thomson-CSF (futuro Thales) en 1991, el grupo recordó que la parte que le corresponde en este litigio asciende a 27,463% del total reclamado de unos 630 millones de euros, con intereses incluidos.

Respecto a la facturación del primer trimestre en su Zona A -integrada por Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Holanda, Noruega, Corea del Sur, Australia, Europa Central y del Norte y Asia del norte- la facturación ascendió a 906 millones de dólares, un 13% más que en 2009, informó.

Los resultados fueron especialmente elevados en el Reino Unido, gracias entre otros proyectos al de señalización del metro de Londres; y en EEUU debido al alza de los ingresos en actividades multimedia para compañías aéreas europeas y asiáticas, lo que compensó la baja de actividades de comunicaciones militares, en EEUU, explicó.

También fueron muy positivos en Holanda, donde la facturación llegó casi a duplicarse gracias a las actividades navales en Marruecos y Dinamarca, subrayó la nota.

En los países de la Zona B: Alemania, Austria, Suiza, Italia, España, Singapur, América Latina, Europa del Sur, Oriente Medio, África, Asia Occidental y del Sur, la facturación fue de 496¤ (+3%, respecto a 2009), precisó.

Suiza registró un fuerte alza de facturación gracias a la "buena agenda de encargos" de 2009, y los ingresos aumentaron igualmente en Italia, gracias a varios contratos de transporte ferroviario urbano, en territorio italiano y en Dubai, informó.

Disminuyeron, en cambio, en Alemania, debido principalmente a las menores facturaciones en los contratos de equipamiento de ayuda a la navegación y en los equipamientos relacionados con el Airbus A380, señaló.

Mientras que Francia registró un leve alza del 1%, con una facturación de 1.077 millones de euros.

Por sectores, el grupo subrayó los ingresos de 1.390 millones de euros registrados en los tres primeros meses del año en Defensa y Seguridad, frente a los 1.259 millones de euros de 2009, correspondiente a un alza en datos equivalentes del 7%.

El aumento fue del 3% en el polo Aeroespacial y Transportes, con 1.072 millones de euros, "en sensible progreso" gracias a los programas Yahsat y Globalstar, aunque la facturación alcanzada con las actividades relacionadas con el transporte marcó un repliegue coyuntural.

En contraste con el crecimiento de un 50% del multimedia para la aviación, la facturación de las actividades civiles relacionadas con la aviación bajo un 6%.

En el terreno de los encargos, la Zona A registró por valor de 919 millones de euros, casi el doble que en 2009, gracias al impulso encontrado también en Reino Unido, Estados Unidos y Holanda.

La Zona B, en cambio, contabilizó una baja del 6%, a 516 millones de euros, frente a los 544 millones de euros del primer trimestre del año pasado.

Entre otras razones porque, precisó Thales, en ese período España recibió encargos importantes para el sistema de señalización de las líneas ferroviarias de Alta Velocidad, que no se repitieron en 2010.

Los encargos bajaron sustancialmente en Francia, a 931 millones de euros (-27%) respecto a 2009, cuando se firmaron numerosos importantes contratos en las fábricas francesas para México, Singapur y Eutelsat.