Inaugurada en 2004

Dow Chemical cierra la planta de Tarragona, donde trabajan 50 personas

La multinacional estadounidense Dow Chemical ha decidido cerrar la planta de fibras elásticas del polígono petroquímico sur de Tarragona, inaugurada en el 2004, en la que trabajan 50 personas, la mitad de ellas subcontratadas.

La compañía, que ha justificado la decisión por la caída de ventas de esta línea de negocio, ha anunciado que recolocará en otras de sus fábricas a los 25 empleados de plantilla, pero no ha especificado qué hará con los trabajadores subcontratados.

Por ello, el sindicato CCOO ha anunciado que pedirá "urgentemente" una reunión con la empresa para garantizar el mantenimiento de estos puestos de trabajo de la contrata, la empresa OM Manutención, inscrita en el sector del metal.

La planta de fibras elásticas fue inaugurada en el 2004 por José Montilla cuando ocupaba el cargo de Ministro de Industria y, con un coste de 32 millones de euros, tenía el objetivo de facturar 300 millones de dólares en 10 años, un 10% del mercado.

En esta planta se produce la fibra elástica Dow XLA, la primera de estas características basada en olefinas orientada al sector textil, con propiedades moleculares avanzadas y resistente a las condiciones térmicas y químicas extremas.