Pasaría a contar con 34 miembros

La OCDE invita a Israel, Estonia y Eslovenia a entrar en la organización

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) acordó hoy invitar a Israel, Estonia y Eslovenia a formar parte del que se conoce como el "Club de los países desarrollados", que pasaría así a contar con 34 miembros.

La invitación es consecuencia de "los esfuerzos realizados" por esos tres países para reformar sus economías, lo que incluye campos como la lucha contra la protección, la protección de la propiedad intelectual o los estándares de gestión, destacó la OCDE en un comunicado.

"Estonia, Israel y Eslovenia, junto a Chile que ya ha presentado los instrumentos para convertirse en miembro de pleno derecho, contribuirán a una OCDE más abiertas y plural que tiene un papel creciente importante en la arquitectura económica global, señaló el secretario general de la organización, el mexicano Ángel Gurría.

"Este nuevo capítulo en la historia de la organización confirma su vocación global como grupo de países que busca respuestas a los retos mundiales y establece estándares en muchos ámbitos de políticas, como el medio ambiente, el comercio, la innovación o el social", añadió Gurría.

Los tres futuros miembros han negociado su adhesión en los últimos tres años, ya que en 2007 se abrió el proceso de conversaciones con ellos, con Chile y con Rusia, que de momento queda fuera de esta fase de ampliación.

Advierte de la ralentización de la actividad económica en marzo

El índice compuesto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) correspondiente a marzo registró un alza de seis décimas, hasta los 103,9 enteros, lo que sugiere una "ralentización del ritmo de la actividad económica", según informó la institución con sede en París.

En concreto, el índice para Estados Unidos y Japón aumentó 0,8 y 0,9 puntos respectivamente, mientras que para la zona euro creció medio punto. En el caso de España, el indicador se situó en 104,6 puntos, frente a los 104 enteros del mes anterior.

En este sentido, la OCDE advierte de que "en la mayoría de los países de la OCDE hay signos tentativos de ralentización del crecimiento, aunque han aparecido señales más fuertes en Francia e Italia, así como algunas evidencias de un potencial freno en China y Brasil".