El deterioro de las finanzas locales

Los municipios pagan nóminas y dependencia con el Plan E

Nóminas y dependencia. Esas son las dos partidas que más se van a ver beneficiadas por los 732 millones que el nuevo fondo de inversión local destina a gasto social. Entre las dos se llevan el 55% de la dotación (402 millones de euros). La más beneficiada es la dependencia, con un 30% del total. Le sigue de cerca el pago de personal, que recibe un 25% del montante.

Los municipios pagan nóminas y dependencia con el Plan E
Los municipios pagan nóminas y dependencia con el Plan E

Los ayuntamientos han optado por aprovechar el nuevo mecanismo creado en el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, dotado con 5.000 millones, para financiar actuaciones que no pudieron cubrir en el anterior plan. El Ejecutivo había establecido en este nuevo fondo un margen de hasta 1.000 millones de euros (el 20% del total) para costear entre otras partidas gasto corriente, circulante y nóminas ante la delicada situación financiera de los ayuntamientos. Al final éstos sólo han solicitado 732 millones, lo que supone un 15% del total, ya que muchos han optado por dar prioridad a los proyectos de inversión.

Un primer análisis de las 5.121 iniciativas aprobadas en el apartado de gasto social indica que los municipios se han decantado de forma mayoritaria por costear los servicios para la implantación de la ley de Dependencia y las nóminas de los trabajadores ligados a los servicios de limpieza, a los centros educativos y a los propios servicios sociales.

Una de las principales novedades del nuevo fondo es la posibilidad de pagar los salarios ante la falta de fondos de algunos ayuntamientos para hacer frente a sus gastos de personal. De hecho, algunos consistorios, como el de Jerez (Cádiz) o Roda de Bara (Tarragona) presentaron a lo largo del pasado ejercicio expedientes de regulación de empleo ante la imposibilidad de costear unas plantillas en muchos casos sobredimensionadas durante la época de bonanza económica. Los ayuntamientos no han desaprovechado la oportunidad y han acudido de forma masiva a buscar fondos para pagar a sus empleados. Según los cálculos realizados por este periódico, de los 732 millones aprobados, el 25% (183 millones) se va a destinar al pago del personal contratado por los ayuntamientos.

El consistorio más beneficiado es el de Zaragoza, al que elMinisterio de Política Territorial le ha aprobado tres proyectos entre los veinte más caros para pagar nóminas. En total se le han asignado casi 20 millones de euros para costear los salarios de la limpieza de los colegios públicos (8,7 millones), del servicio de Educación (6,4 millones) o del personal de los colegios públicos (4,3 millones).

Pero la partida a la que se van a destinar más fondos es a la construcción de centros de día o los servicios de ayuda a domicilio vinculados a la aplicación de la Ley de Dependencia, que va a recibir 210 millones. En este capítulo destaca la gran cantidad de fondos que va a recibir el Ayuntamiento deMadrid, que ha obtenido casi 42millones de euros en sólo dos proyectos relacionados con centros de día. De hecho es el consistorio más beneficiado en la partida referida a dependencia, ya que percibirá 69 millones para financiar 18 proyectos.

Entre los veinte que cuentan con una mayor dotación presupuestaria, ocho de ellos están vinculados a la dependencia. Además de los dos citados anteriormente en Madrid, sobresalen la puesta en marcha del servicio e instalación de teleasistencia para personas dependientes en Barcelona (5,3 millones de euros) o el servicio de ayuda a domicilio en la capital de España (5,2 millones de euros). Si el análisis se extiende a los 200 proyectos más caros, que suponen casi la mitad del presupuesto para gasto social, tres de cada diez euros invertidos van a dependencia.

La Ley de Dependencia está financiada a medias por el Estado y las comunidades y se ha convertido en una patata caliente en un escenario económico en el que se han conjugado un mayor gasto y un profundo recorte de los ingresos. En este complejo escenario económico, algunas comunidades barajan la posibilidad de aplazar los servicios a los dependientes menos severos y los ayuntamientos han denunciado que están prestando, por su proximidad al ciudadano, servicios a personas dependientes que no les corresponden y por los que no reciben ninguna compensación.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) calcula que han asumido competencias impropias, también las ligadas a sanidad, educación o inmigración, por valor de 6.000 millones de euros. Desde hace más de dos años, la FEMP ha reclamado insistentemente al Estado un nuevo sistema de financiación local que garantice recursos económicos a los ayuntamientos, algo que no se producirá al menos hasta dentro de un año, según los cálculos del vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves.

El tercer eje en el que se concentran las necesidades económicas de los ayuntamientos es el gasto corriente, que se lleva el 15% de los fondos (109 millones). Este montante será destinado, fundamentalmente, a la conservación y el mantenimiento de edificios públicos. Entre los municipios que han conseguido financiar los proyectos más costosos están Móstoles (Madrid) y Oviedo, que van a recibir 4,4 y 4,3 millones en programas para la conservación de sus centros públicos y escuelas infantiles.

40 millones de euros para diez piscinas y cinco campos de fútbol

Una gran parte del nuevo fondo de inversión local se aplicará en obras de construcción, pese a que en un primer momento estaba orientado a otras iniciativas como eficiencia energética, sostenibilidad ambiental o I+D. De los 4.300 millones que se destinan a inversión, cerca del 30% irá a proyectos que en ningún caso tienen que ver con los objetivos contenidos en el decreto- ley. De este modo, los ayuntamientos han conseguido financiación para construir diez piscinas por un montante de 25 millones de euros. Especialmente destacable es el coste de la piscina realizada en Madrid para los Mundiales de Natación de 1986, sobre la que se va a construir otra por un importe de 5,6 millones.

Las instalaciones deportivas han sido otras de las grandes beneficiadas por el nuevo fondo, con más de 50 millones. Entre ellas destacan las reformas que van a sufrir algunos estadios de fútbol, como El Arcángel (Córdoba), con un coste de 6 millones de euros, El Molinón (Gijón) o el Cerru (Puertollano), con tres millones de euros cada uno.

Aún están pendientes 3.000 obras correspondientes al anterior ejercicio

La colocación de los primeros carteles del nuevo fondo han obligado a retirar los que aún se conservaban del anterior plan, lo que no significa que se hayan acabado.

De hecho, según el balance hecho por el Ministerio de Política Territorial a principios de 2010, de los 32.000 proyectos aprobados en 2009, más de 3.000 fueron prorrogados tres o seis meses por no cumplir los plazos, lo que sirvió para frenar el paro en la construcción. De hecho, en los tres primeros meses del año, el número de desempleados en el sector creció con menos fuerza que en los servicios o en la industria.

Las malas condiciones climatológicas entre enero y marzo han impedido finalizar los trabajos en el plazo fijado y han obligado al Ejecutivo a firmar una nueva prórroga hasta finales de año. El ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ya ha advertido que no habrá otro fondo en 2011 ante la dificultad de algunos consistorios para asumir más volumen de obra, algo que ya se ha producido este año.