Problemas en el transporte aéreo

La nube volcánica amenaza de nuevo el norte de España

Una borrasca situada en el Atlántico, a la altura de las Islas Británicas, ha generado vientos que empujan la nube del volcán islandés hacia el norte de la Península Ibérica y pueden volver a complicar el tráfico aéreo este fin de semana.

La primera consecuencia de la situación durante la tarde de hoy es el desvío hacia el sur de la práctica totalidad de los vuelos de conexión entre Europa y Estados Unidos, ya que la zona de salida por el control de tráfico oceánico británico ha sido cerrado. Un número muy elevado de vuelos europeos han debido de desviar su ruta tomando la vertical de Santiago de Compostela hacia el sur para abandonar el continente europeo a la altura de Lisboa.

Según han asegurado a este diario fuentes relacionadas con la operación aérea, un centro especializado en el análisis de cenizas volcánicas ubicado en el Reino Unido (el único de este tipo en Europa) ha remitido una alerta en la que advierte que los vientos empujan la nube volcánica hacia el norte de España. Se espera que toque Galicia a lo largo de la tarde y que se interne por la cuenca del Duero durante la madrugada de mañana. Al parecer, la composición en particulas de la nube es más densa en las capas altas que en las bajas, por lo que es difícil predecir en que medida afectará a la normalidad del tráfico en las rutas y aeropuertos españoles.

Fuentes oficiales de AENA confirmaron los desvíos de los vuelos transcontinentales, pero dijeron que con la información disponible no se prevé el cierre de ningún sector del espacio aéreo nacional. Desmintieron de manera particular la posibilidad de que a lo largo de la madrugada de mañana exista el riesgo de cierre del aeropuerto de Madrid-Barajas.

En todo caso se ha previsto que esta noche, a las 21 horas, se establezca una videoconferencia ente los técnicos en vulcanología y los responsables del control de tráfico aéreo de la zona sur de Europa para hacer una evaluación de detalle de la situación.