No repercutirá en el déficit público

El Gobierno prevé desembolsar en breve los primeros 3.672 millones a Grecia

El Gobierno prevé abonar en breve los primeros 3.672 millones de euros del total de 9.794 millones repartidos en tres años aprobados hoy para ayudar a Grecia a financiarse al margen de los mercados, desembolso que no requerirá emisiones adicionales de deuda ni repercutirá en el déficit público.

Así lo subrayó la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, que explicó que el objeto fundamental de esta ayuda es la estabilización del euro, además de solventar la urgente necesidad de liquidez de Grecia para hacer frente a sus pagos.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega , destacó que el plan conjunto de rescate supone una apuesta por el futuro de Europa y de la moneda única, al tiempo que hizo hincapié en que el nivel de endeudamiento de la economía española, por debajo de la media europea, hace posible prestar ese dinero.

De la Vega se mostró además tajante frente a los rumores "inaceptables" que esta semana hundieron la bolsa española y que apuntaban a que España sería el siguiente país de la zona euro en necesitar un rescate financiero.

A este respecto, advirtió a los especuladores que España no va a consentir que se juegue con su prestigio "con malas artes o conductas punibles" como la difusión de informaciones falsas en los mercados y recordó que la reforma en marcha del Código Penal incluirá la tipificación de esta conducta como delito.

La transferencia de los primeros 3.672 millones a Grecia se producirá una vez que se firmen los acuerdos correspondientes entre los países de la zona euro y Grecia , sin que sea necesaria una emisión de deuda con carácter urgente, con lo que no se alterará el calendario establecido por el Gobierno.

La firma de dichos acuerdos se producirá previsiblemente en los próximos días, una vez que los jefes de Estado y de Gobierno del Eurogrupo ratifiquen esta tarde en Bruselas el rescate acordado el pasado 2 de mayo, que asciende a 80.000 millones en tres años (el 12,24% corresponde a España), a los que se sumarán otros 30.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Congreso de los Diputados tiene que convalidar el decreto-ley, publicado hoy mismo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que da el visto bueno a la creación del fondo que canalizará el crédito extraordinario a Grecia y dependerá de la Secretaría de Estado de Economía.

No obstante, el Gobierno ha autorizado la firma de dos convenios para que la ayuda se haga efectiva cuanto antes y para que la Comisión Europea se pueda encargar de su gestión en tanto el decreto no sea ratificado por el Parlamento.

El Gobierno informará a las Cortes una vez al año de la evolución del préstamo para Grecia, cuyos intereses cubrirán los gastos que origine el endeudamiento al que tendrá que hacer frente España.

Una vez que el PP ya ha dado su apoyo expreso a la ayuda a Grecia, De la Vega confió en que el plan cuente también con el respaldo de las demás fuerzas parlamentarias, dado que su vigencia va más allá de la presente legislatura.

Grecia deberá devolver los préstamos recibidos en 8 trimestres consecutivos a partir de los tres años del desembolso de cada cantidad.

El interés del préstamo es del Euribor más el 3%, al que se aplicará un recargo del 1% para las cantidades que no se devuelvan antes de tres años, además de aplicarse una comisión del 0,5% para cubrir costes operativos.