Reclaman sus puestos de trabajo y salarios

Unos mil trabajadores de Viajes Marsans se concentran ante la sede de la CEOE en Madrid

Alrededor de un millar de los 4.000 trabajadores de Viajes Marsans se concentraron durante la tarde de hoy ante la sede de la CEOE en Madrid para exigir al presidente de la patronal y propietario de la compañía, Gerardo Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, "garantías que aseguren la viabilidad de la empresa, el mantenimiento de los puestos de trabajo y los salarios".

Los manifestantes partieron de la madrileña calle Diego de León con una pancarta con el lema 'Garantía de futuro para el grupo Marsans', tras la cual marchaba una segunda pancarta en la que los trabajadores reivindicaban la marcha de Díaz Ferrán de la compañía.

Asimismo, los asistentes portaban diversos carteles exigiendo el pago de las nóminas de abril, de las que a día de hoy se habrían entregado "cerca del 87%", aunque la compañía tendría "un compromiso formal para alcanzar el cien por cien", según indicó a Europa Press el presidente del Comité Central, Álvaro Diaz-Aranda.

Sin embargo, el secretario del sector ferroviario y de servicios turísticos de UGT, Miguel Ángel Escolano, incidió en que "esta circunstancia es coyuntural", ya que "las nómina se acabaran pagando", mientras que el verdadero problema es "la viabilidad de la compañía".

En este sentido, el presidente del Comité Intercentros, Joan Mairal, explicó que aún no se han producido novedades en el proceso de venta, aunque espera que se pueda cerrar en "los próximos días".

Venta, salarios

Marsans anunció ayer a su comité intercentros que la venta de la compañía se cerraría "en 48 horas" a un grupo financiero del que no facilitó más datos y que, en caso de que la venta finalmente no se produjera, se iniciaría "un cierre ordenado de la empresa".

Los trabajadores esperan que "en breve", fructifiquen las negociaciones para la venta del grupo y se alcance "una solución positiva". Pascual trasladó el miércoles al comité de empresa que su intención era cerrar la venta del grupo Marsans en unas 48 horas a una compañía española, plazo que se cumple mañana viernes.

Si bien la empresa no ha desvelado la identidad de la compañía interesada, sí ha presentado al empresario Iván Manuel Losada Castell en calidad de "representante del posible comprador" a las agencias asociadas al grupo. Fuentes sindicales corroboraron a Europa Press que el empresario de origen valenciano ha asumido funciones dentro de la empresa.

Además de esta manifestación, los trabajadores tienen previsto concentrarse de nuevo mañana a las 20.00 horas ante las puertas del Ministerio de Industria y Turismo.

Estas protestas se enmarcan en las movilizaciones convocadas por UGT la semana pasada, que comenzaron ayer con la concentración de medio centenar de trabajadores de Viajes Marsans en Barcelona para criticar la situación de "incertidumbre" de la plantilla y la mala gestión de los propietarios. Marsans acumula una deuda de 400 millones de euros entre proveedores, bancos y avales.