Prevista para 2015

La crisis griega podría retrasar la entrada de Polonia en el euro, según el Banco Central

La crisis de Grecia puede obligar a Polonia a retrasar sus planes de adopción del euro, un paso previsto para 2015, explicó hoy el vicegobernador del Banco Central polaco, Witold Kozinski.

En una entrevista con la cadena de televisión TVN CBNC Biznes, Kozinski aseguró que el acceso a la zona euro tendrá lugar "tarde o temprano", aunque reconoció que las turbulencias provocadas por los problemas de la economía griega hacen imposible comprometerse con una fecha de adopción al euro concreta.

El Gobierno que preside el liberal Donald Tusk ya abandonó en julio de 2009 sus planes de dar el salto a la moneda única en 2012, y, como señala ahora Kozinski, 2015 parece un año más "realista" para el cambio de moneda.

Aunque Polonia es el único miembro de la Unión Europea (UE) que evitó entrar en recesión en 2009, hasta ahora ha sido incapaz de frenar su creciente déficit presupuestario, principal impedimento para iniciar el camino hacia el euro.

Mientras, el zloty polaco, como el forinto húngaro y otras divisas de la región se ha visto debilitados por la crisis de la deuda griega, y hoy se cotizaba en torno a 4,10 por un euro, el cambio más bajo de los últimos tres meses.

En este sentido, Kozinski dijo que no se puede descartar que el Banco Nacional polaco y "otras instituciones" se vean obligadas a actuar para frenar descensos acusados del zloty si la moneda se debilita "demasiado", aunque no especificó qué nivel podría justificar una intervención.

El pasado año el Ejecutivo polaco se vio obligado a actuar para evitar el excesivo debilitamiento del zloty, que en el primer trimestre de 2009 se acercó peligrosamente a una cotización de cinco zloty por un euro.