Las negociaciones se centran en una "única oferta"

Los propietarios de Marsans ultiman la venta del grupo a "un empresario español"

Los propietarios del grupo Marsans, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y su socio Gonzalo Pascual, ultiman la venta del grupo a "un empresario español", informaron fuentes conocedoras de las negociaciones.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (c), y los presidentes de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán  (dcha), y de la patronal gallega, Antonio Fontenla, tras asistir a la misa del Peregrino en la catedral de Santiago de Compostela.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (c), y los presidentes de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán (dcha), y de la patronal gallega, Antonio Fontenla, tras asistir a la misa del Peregrino en la catedral de Santiago de Compostela.

La venta del grupo podría encontrarse ya en su "recta final", después de que durante todo el fin de semana y, hasta hoy mismo, se hayan sucedido las reuniones que se extendieron incluso hasta altas horas de la madrugada del domingo, para tratar de buscar una salida a Marsans.

Las mismas fuentes indicaron que se trata de "un comprador español y poco conocido". Al parecer, se trataría de una empresa que con anterioridad se interesó por Marsans pero con la que no se avanzó en su momento en las negociaciones.

Fuentes de la compañía confirmaron que las negociaciones se centran en una "única oferta", si bien evitaron pronunciarse al respecto, señalando que las conversaciones siguen su curso.

Al parecer, las cuatro ofertas de compra iniciales, dos procedentes de fondos de capital riesgo y dos de grupos vinculados al sector turístico, se habrían reducido a dos, entre las que figura esta empresa española. Estas dos compañías habían solicitado al grupo "un para de días" para tomar una decisión definitiva al respecto.

Uno de los posibles compradores había solicitado incluso el pasado sábado como fecha para dar una respuesta, lo que finalmente no llegó a producirse.

Mientras tanto, los trabajadores confían en que fructifique la operación que permita garantizar la viabilidad de la compañía. Fuentes sindicales señalaron que la venta del grupo podría anunciarse mañana, cumpliendo así el plazo de 48 horas que parece haber pedido la compañía interesada en la compra.

Precisamente hoy, unos 50 trabajadores de Viajes Marsans se concentraron en Barcelona para criticar la situación de "incertidumbre" de la plantilla y la mala gestión de los propietarios, así como para reclamar la venta "urgente e inexcusable" del grupo Marsans, "que puede llevarse a cabo mañana mismo", según explicó a Europa Press el responsable de UGT de Cataluña de Viajes Marsans, Joan Mairal.

La venta del grupo, que los bancos acreedores de Marsans aprueban ante las dificultades económicas por las que atraviesa, llegaría después de que un juez haya dado la razón a la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) al entender que no incurrió en "infracción alguna" al retirar a Viajes Marsans la licencia de venta de billetes de avión.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid desestimó hoy la demanda de Marsans, que estudia la posibilidad de interponer un recurso contra esta decisión por "daños y perjuicios". Marsans podrá apelar en el plazo de cinco días desde la notificación de la desestimación de la demanda.