Según el director de Greenpeace España

Más del 40% de la electricidad consumida en febrero y marzo fue renovable

Más del 40% de la energía eléctrica que se consumió en España los meses de febrero y de marzo procedió de fuentes renovables, según ha afirmado el director de Greenpeace España, Juan López de Uralde.

El ecologista ha asegurado que la industria de energías renovables "es de los pocos sectores punteros" de España, por lo que es necesario que el Gobierno desarrolle "un sistema que prime la entrada" de este tipo de energías.

López de Uralde se ha mostrado partidario de un modelo basado totalmente en energías renovables para contrarrestar el cambio climático, causado por los gases de efecto invernadero resultantes del uso de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas natural.

El director de la organización ecologista ha declarado a Efe que las renovables deben estar acompañadas del uso de "transportes colectivos, como el tren y el tranvía".

También ha abogado por la utilización de los coches eléctricos, aunque ha apuntado que las nuevas tecnologías avanzan en varias direcciones.

Ha recordado que para "romper con la adicción al petróleo" del modelo actual, es necesario que los ciudadanos se involucren en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Respecto a la percepción de los ciudadanos del proceso de cambio climático, ha resaltado que "al no ser visible en el día a día parece que no existe" pero que, haciendo una comparación con el accidente ocurrido recientemente en un pozo petrolífero del Golfo de México, hay "una tubería abierta enviando CO2 a la atmósfera".

López de Uralde ha hecho estas declaraciones antes de pronunciar la conferencia inaugural de la Campaña de Concienciación Ciudadana contra el Cambio Climático organizada por la Diputación de Málaga, que se ha presentado en el Centro Cívico de la institución en la ciudad, y que recorrerá la provincia para promover la acción local contra el calentamiento global.

Por otra parte, López de Uralde se ha referido a la acción que protagonizó durante la Cumbre del Clima de Copenhague, que provocó que pasase 21 días detenido en prisión, para decir que las próximas semanas el fiscal tiene que concretar la acusación y que los activistas "están orgullosos" de ella.

"En todo caso, hicimos lo que teníamos que hacer", ha apostillado.