Para Star Alliance

CE analizará las repercusiones de la fusión de United y Continental

La Comisión Europea (CE) dijo hoy que habrá que estudiar las implicaciones que tendrá la fusión entre las estadounidenses United Airlines y Continental para la alianza Star Alliance (Lufthansa, Continental, United y Air Canada).

El Ejecutivo comunitario abrió en abril de 2009 una investigación que aún está en curso para determinar si esta alianza plantea un problema desde el punto de vista de la competencia, del mismo modo que está analizando el proyecto de cooperación entre Iberia, British Airways y American Airlines (la alianza Oneworld).

"En abril de 2009 la CE inició un procedimiento sobre Star Alliance, que afecta a ambas compañías United y Continental", recordó en rueda de prensa la portavoz comunitaria Amélia Torres.

"Tendremos que estudiar si esta fusión tiene algún impacto en ese procedimiento", añadió.

Preguntada acerca de si la Comisión tiene competencia para evaluar la fusión, Torres precisó que "son las partes implicadas las que han de saber si deben recibir autorización comunitaria".

Torres recordó que en 2008, la CE revisó por ejemplo la fusión entre Northwest y Delta, que también era el caso de dos compañías estadounidenses.

"Es una cuestión de umbrales", precisó Torres.

La legislación comunitaria relativa a concentraciones empresariales establece una serie de límites a partir de los cuales se considera que una operación tiene impacto comunitario y por tanto deber ser evaluada por la CE en lugar de por las autoridades nacionales.

En concreto, prevé que si las empresas implicadas realizan dos tercios de su volumen de negocio europeo dentro de un único y mismo estado miembro corresponde a la autoridad nacional autorizar la fusión.

Cuando no se cumple esta premisa, se tiene en cuenta el volumen de negocio en el mundo y en la Unión Europea (UE).

Si el conjunto de empresas implicadas tienen un volumen de negocio total a escala mundial de más de 5.000 millones de euros, será la CE la que evalúe el proyecto.

Asimismo, se considera que la operación tiene dimensión comunitaria cuando la cifra de negocio total realizada individualmente en la UE por al menos dos de las compañías que forman parte de la operación supera los 250 millones de euros.

United y Continental, tercera y cuarta compañías aéreas del mundo por número de pasajeros, confirmaron hoy de manera oficial su fusión, que dará lugar a la creación del mayor grupo de transporte aéreo del mundo.

La nueva compañía ofrecerá un total de 370 destinos, con unos ingresos de cerca de 29.000 millones de dólares al año.