Toxo admite que aún hay "posiciones distanciadas" sobre la reforma laboral

El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, admitió hoy que aún hay "posiciones distanciadas" entre las partes en las negociaciones de la reforma laboral, aunque aseguró que hay "posibilidades de un acuerdo", y añadió que hay que tomar cuanto antes medidas para frenar el desempleo. Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, admitió que éstas son "semanas decisivas" para el diálogo social porque entre ésta y la próxima "hay que zanjar" el acuerdo.

Los líderes sindicales hicieron estas declaraciones antes de participar en un seminario sobre las relaciones laborales ante la crisis organizado por la Universidad Juan Carlos I. Más tarde, en su intervención en este seminario, Méndez insistió en que el acuerdo tiene que estar antes de que acabe el mes. Si eso no ocurre, admitió, "esto tiene que terminar".

Toxo admitió que aún "no se sabe" si el acuerdo será "con efectos temporales" o "de efectos más permanentes", pero insistió en que hay que decidir "de manera urgente las medidas que frenen el paro y generen condiciones para el empleo y la contratación de jóvenes y de parados de larga duración", así como para reducir la dualidad del mercado de trabajo.

En su opinión, se puede llegar a un acuerdo "rápidamente" sobre las medidas urgentes y después sobre las demás "que no van a influir en la coyuntura, como la contratación o los ERE".

El secretario general de CC OO insistió en las posibilidades del acuerdo que, de producirse, "sería muy importante en el ámbito laboral", aunque su eficacia "vendrá determinada por otras cosas que se hagan" como garantizar la estabilidad del euro con la ayuda a Grecia o "mejorar la capacidad financiera de las administraciones públicas".

En este sentido, reiteró que la retirada anticipada de los estímulos fiscales "podría desvalorizar cualquier efecto de la reforma laboral".

El sistema financiero debe "hacer los deberes"

Toxo también consideró que antes del próximo 30 de junio el sistema financiero debe "hacer los deberes", sobre todo las cajas, que, en su opinión, tienen que "aprovechar las actuales circunstancias que se derivan del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y así, en un espacio corto, hacer fluir de nuevo el crédito a las empresas y a las familias".

Méndez, que el pasado sábado defendió un acuerdo de reforma por tres años, los mismos de vigencia del de negociación colectiva, justificó esta propuesta en la necesidad de incorporar ahora "medidas coyunturales irreversibles" que se marquen en un espacio temporal porque atienden a la "excepcionalidad" de la crisis.

De esta forma, las medidas laborales y el acuerdo de negociación colectiva "podrían reforzarse mutuamente", añadió Méndez.

Por otro lado, tanto Toxo como Méndez criticaron que el sábado se diese a conocer el paro registrado en abril , que ha bajado en 24.000 personas según informaron a Efe fuentes de la Administración.

El secretario general de CC OO señaló que "la filtración da una sensación de ansiedad que no es buena para un momento como el actual", una apreciación en la que coincidió Méndez, que añadió que "no le sirve al Gobierno ni para infundir confianza en la opinión pública".