Segunda serie de billetes en euros

Los billetes en euros se renuevan para evitar las falsificaciones

La eurozona estrenará a partir del próximo año una segunda serie de billetes en euros. Su nueva imagen reflejará épocas y estilos del Viejo Continente, con elementos gráficos similares a la anterior e iguales denominaciones. Pero la gran novedad y el motivo de esta nueva producción descansa en la seguridad. El Banco Central Europeo (BCE) prepara así una ofensiva contra los falsificadores: introducirá "técnicas rigurosas que proporcionen la máxima protección contra la reproducción ilícita de billetes ", según el informe anual de 2009 de la entidad.

Las autoridades monetarias trabajan en su fabricación, cuya puesta en circulación se había previsto, en principio, para finales de este año. El BCE reconoce una demora sobre este calendario. Con todo, aún no ha fijado una fecha concreta. Este retraso es por razones técnicas para aportar mayor seguridad, explica el Banco de España. Esta institución abunda que se pondrá en marcha una campaña de comunicación un año antes y que el cambio se hará de forma gradual, denominación por denominación.

El objetivo del BCE es que los consumidores puedan discernir con facilidad un billete auténtico de uno falso. Pese a que la entidad recalca que la falsificación sigue siendo muy reducida, ésta quiere fortalecer aún más los mecanismos de protección. Su gran deseo: fabricar los billetes más seguros del mundo.

"Las autoridades europeas e internacionales permiten confiar plenamente en la seguridad del euro. Pero esta confianza no puede convertirse en complacencia", argumenta el BCE. La fabricación de billetes se elevó a 10.900 millones de unidades en 2009. Esto supone un aumento del 41% respecto a la del año anterior, por "la mayor demanda interna, la importancia que cobró el euro en el extranjero y la moderación de la producción a largo plazo".

Mientras llegue la segunda serie de billetes, y aún sin ella, el BCE aconseja los ciudadanos que no se limiten a examinar sólo uno de los elementos de seguridad, sino que siempre apliquen el método toque, mire y gire.

Cuidado con los de 20 euros

La circulación de billetes subió a 13.600 millones de unidades en 2009, un incremento del 4% frente al del año anterior. Su nivel más alto desde octubre de 2008. Sin embargo, el número de falsificaciones llegó a 860.000 unidades ese mismo año. "Una proporción mínima", según el BCE.

Los billetes más afectados son los de baja denominación. Así, el de 20 euros fue el que más se falsificó. Representó casi la mitad del total de las falsificaciones. Mientras que el de 50 euros ocupó la segunda posición. æpermil;stos tienen menor seguridad que los de 500, 200 y 100 euros.