Resultados trimestrales

La Caixa se centra en mejorar su solvencia, la más alta del sector

La Caixa mejoró su solvencia y liquidez en el primer trimestre. Los recursos de máxima calidad (core capital) alcanzaron el 9%. El beneficio atribuido cayó un 11,4%, hasta los 502 millones de euros, por la reducción de márgenes y el retraso del dividendo de Telefónica.

La primera caja española situó el nivel de recursos propios de máxima calidad (core capital) en el 9% (14.173 millones) en el primer trimestre, por primera vez desde que están vigentes los criterios contables de Basilea II. Esto quiere decir que el índice aumentó tres décimas desde diciembre pasado.

Este incremento se produjo con los recursos captados por la propia entidad y con el refuerzo adicional de una emisión de deuda subordinada de 3.000 millones, colocada entre la clientela. También lanzó cédulas hipotecarias por 1.000 millones destinadas al mercado institucional. La ratio de capital básico (Tier 1) se estabilizó en el 10,4%, contando con unos recursos propios computables de 20.224 millones y un excedente sobre el mínimo exigido de 7.629 millones. La Caixa mantiene un rating de AA, que "no tiene que verse afectado necesariamente de forma negativa" por la rebaja de la deuda soberana española, aseguraron en el grupo.

La entidad también destacó su nivel de liquidez, que a finales del primer trimestre se situó en los 23.021 millones (8,4% del activo), aumentando en 1.813 millones sobre el cierre de 2009. Por otra parte, las necesidades de capital para este año son reducidas, puesto que ya desembolsó vencimientos de 2.500 millones, quedando sólo 310 millones en lo que queda del ejercicio.

MÁS INFORMACIÓN

El volumen de negocio aumentó hasta los 416.767 millones (+1,2%), con un incremento de los créditos del 0,6%. Los recursos de clientes subieron un 1,6% (238.922 millones). El beneficio neto atribuido de 502 millones del primer trimestre significó una caída del 11,4%, debido a la caída de los márgenes (ver cuadro) y al retraso hasta el segundo trimestre del dividendo de 130 millones de Telefónica.

La caja que preside Isidro Fainé contabilizó una morosidad del 3,49%, con un leve repunte de 0,07 puntos sobre diciembre de 2009. La cobertura se mantuvo intacta en el 62%, y con las garantías hipotecarias alcanzó el 127%. Las dotaciones fueron de 373 millones, con un aumento del 30% sobre marzo de 2009. Con todo, la caja no tocó el fondo genérico, que siguió provisionado con 1.835 millones. El total de dotaciones sumó los 3.987 millones.