Pese a la rebaja del rating

EEUU asegura que tiene plena confianza en la economía española

El embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, asegura que su país tiene plena confianza en la economía española a pesar del alto nivel de paro y de la rebaja de la solvencia de su deuda, si bien considera que para dejar atrás la crisis hace falta "liderazgo" desde el sector público y privado.

Solomont, en una entrevista con EFE, subraya que el caso español es "completamente diferente" al de Grecia y que, aunque la recuperación está siendo "más lenta" que en otros países, España sigue siendo un lugar atractivo para la inversión de las empresas estadounidenses.

El embajador, quien llegó a Madrid el pasado mes de enero, cree que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha identificado las áreas en las que necesita introducir cambios" y reformas y que ahora se trata de llevarlas a la práctica.

"Es un momento que exige liderazgo desde todos los sectores, el de los negocios, el laboral, el público. España tiene grandes líderes en cada uno de esos ámbitos y necesitan estar juntos y mantener una visión común", recomienda Solomont.

En su opinión, es preciso tener un enfoque "a largo plazo" y, al mismo tiempo, mirar al pasado para recordar la "exitosa" trayectoria de España en las últimas tres décadas, que le ha llevado a ser uno de los países con más peso en el mundo.

"No creo que nadie pueda pensar que España está en la misma situación de Grecia. Son historias completamente distintas", subraya.

Solomont ve comprensible la caída de la Bolsa esta semana después de conocerse la rebaja de la calificación de la deuda española hecha por la agencia Standard & Poor's al pasar de «AA+» a «AA».

Lo ha justificado a que "los mercados, a veces, reaccionan más por psicología que por hechos", al insistir en que la "credibilidad" de España no es comparable a la de la economía griega.

"Mi recomendación es que España es un excelente lugar para la inversión", ha resumido Solomont, un empresario judío de 60 años que ha desarrollado su carrera profesional en el terreno de la salud y de los servicios a la tercera edad.

Estados Unidos sigue siendo el primer inversor extranjero en España con alrededor de 650 empresas instaladas que dan empleo a más de 200.000 personas.

El embajador, uno de los principales recaudadores del Partido Demócrata en los últimos años, pone de relieve el buen momento que atraviesa la relación bilateral después de la llegada del presidente de EEUU, Barack Obama, a la Casa Blanca.

Reitera que el deseo del mandatario estadounidense es visitar España, aunque no ha desvelado si lo hará antes de fin de año, después de que cancelara su asistencia a la cumbre UE-EEUU que se había programado en mayo en el marco de la presidencia de turno.

A la espera de Obama, su vicepresidente, Joe Biden, visitará Madrid el próximo día 8 para corroborar que España es un "sólido aliado" ante asuntos "estratégicos" como el de Afganistán o la lucha contra el terrorismo, según Solomont.

También señala que su país tiene una "visión común" sobre Cuba, aunque con "diferentes estrategias de acercamiento".

El embajador hace hincapié en que no sería conveniente que la UE suavizara su posición común hacia el régimen castrista, como defiende el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a la vista de que "Cuba no ha hecho realmente ningún progreso" en materia de respeto de los derechos humanos.

Para Solomont, es "desalentadora" la actitud del Gobierno cubano ante los casos de huelga de hambre del fallecido Orlando Zapata y de Guillermo Fariñas y de represión contra las Damas de Blanco.

Preguntado por el debate sobre el franquismo reavivado en las últimas semanas a raíz del posible procesamiento del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, el embajador lo achaca en parte a que los 35 años transcurridos desde la muerte de Franco es un "período muy corto de tiempo".

En su opinión, España debe estar "enormemente orgullosa" de su transición democrática y de la "increíble transformación" en uno de los países más dinámicos del mundo.