Por las dificultades económicas

Los bancos acreedores de Marsans aprueban la venta del grupo

Los bancos acreedores de Marsans aprueban la venta del grupo ante las dificultades económicas por las que atraviesa y la necesidad de financiación que precisa para poder seguir operando, según confirmaron fuentes cercanas al proceso.

Sede del grupo Marsans
Sede del grupo Marsans

Marsans, que logró hace unos meses de sus bancos acreedores un crédito por 30 millones, necesita ahora un aval de 20 millones de euros para recuperar la licencia que la IATA le retiró por no cumplir en el plazo con sus compromisos financieros.

La compañía, propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de su socio Gonzalo Pascual, aún no ha logrado ese aval, por lo que la banca "vería con buenos ojos" la venta de la compañía en bloque o por partes ante las "claras muestras de agotamiento" para resolver sus problemas.

Las mismas fuentes reconocen, no obstante, que "aunque no le faltan pretendientes", el complejo entramado del grupo Marsans, las deudas que arrastra y la desconfianza que genera en el mercado pueden suponer un obstáculo a la hora de encontrar interesados, de ahí que diferentes estamentos de la Administración han hecho gestiones ante la banca en un intento de evitar otro Air Comet a las puertas del verano.

De momento, el grupo ha alcanzado un acuerdo con TUI para la venta de sus activos en la República Dominicana mediante la asunción "en gran parte" de la deuda de Marsans contraída con el touroperador británico. La transacción podría ascender a unos 12 millones de euros.

El acuerdo incluye la compra de activos de la empresa de transporte Hilario Tours, fundamentalmente de su flota de autocares, y la explotación como proveedor de excursiones del Club Caribe, el touroperador receptivo de Marsans en la República Dominicana.

Además, Viajes Marsans ha recibido ofertas para vender su filial en Portugal, Mundicolor, y activos en Brasil.

Otro de los problemas de Viajes Marsans es la deuda de entre 70.000 y 75.000 euros que debe saldar a la naviera italiana Grimaldi, que ha instado un concurso de acreedores contra el grupo en el juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, o las diferencias con la cadena hotelera catalana Hotusa que, según el grupo, están "subsanándose y en vías de solución".

Mientras tanto, los dos empresarios podrían estar estudiando también cuatro ofertas para la venta del grupo Marsans, dos procedentes de fondos de capital riesgo, y otras dos de grupos turísticos, uno de ellos español.

Díaz Ferrán y su socio lograron el mes pasado un crédito de 30 millones de euros con ocho de las 18 entidades acreedoras del grupo, además de la aportación de 14 millones de euros por parte del accionariado de Viajes Marsans. La compañía indicó entonces que la compañía destinaría los 44 millones a la campaña anual de su 'joya de la corona', que parece perder fuelle.

A esta cantidad se añade, la inyección de 70 millones de euros que lograron con la venta de parte del negocio de autobuses de Trapsa, integrada en el conglomerado de empresas del grupo Marsans, al grupo Avanza, propiedad del fondo británico de capital riesgo Doughty Hanson.