Cierre de sesión

El rescate griego salva la última jornada de un Ibex que cede un 3% semanal

A pesar del optimismo que ha inyectado en la jornada de hoy el rescate de Grecia, la Bolsa española ha sido incapaz de despedir la semana en positivo. El Ibex ha restado un 3,03% en una semana marcada por las negativas noticias que han llegado desde el país heleno y las tensiones que se han apoderado de los mercados de deuda. (Ver gráfico detallado del Ibex)

Como viene siendo habitual, Grecia ha monopolizado la atención de los inversores. Y es que en las últimas cinco jornadas, el país heleno no ha dejado de regalar sesiones de vértigo. Su complicada situación financiera ha vuelto a convertirse en una preocupación mucho más allá de sus fronteras y los miedos que se trasladan desde allí han sido un lastre para una Bolsa española que no consigue ver más allá.

El aplazamiento de la reunión entre el FMI, la CE y el BCE, que comenzaron las negociaciones sobre la ayuda financiera el miércoles en vez de el lunes, la revisión al alza de su déficit por parte de Eurostat y la rebaja de su calificación por parte de Moody's sólo han conseguido echar más leña al fuego.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha disparado. Ayer, la rentabilidad del bono griego llegó a colocarse en 8,8%, con lo que el riesgo país se disparó hasta 576 puntos básicos, marcando un nuevo máximo desde la entrada en el euro. España y Portugal también se han resentido. El diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha colocado en 92 puntos básicos, acortando distancias con el récord de 128 puntos marcado en febrero del año pasado, mientras que la prima de riesgo de Portugal ha escalado hasta 191 puntos básicos.

GAMESA 16,98 -4,42%
IBEX 35 9.512,80 -0,81%

Y, al fin, la ayuda a Grecia ha llegado. Hoy, el país heleno ha decidido solicitar el plan de rescate de los países de la eurozona y el FMI y espera recibir parte de las ayudas antes del 19 de mayo. El primer ministro griego, George Papandreu, ha señalado en un discurso que "es una necesidad nacional y una prioridad solicitar a nuestros socios activar el mecanismo (de ayuda) que ha sido creado por todos nosotros". La CE y el FMI han asegurado actuar de forma "rápida" a la petición del gobierno heleno.

Con el inminente rescate ha regresado parte de la tranquilidad a la Bolsa. El Ibex ha sumado hoy un 0,89% que le ha situado en los 10.918 puntos. Sin embargo, el saldo semanal ha acusado los miedos que han rodeado al índice durante toda la semana. La Bolsa española ha restado un 3,03%, mientras que el Ftse de Londres se ha dejado un 0,35%, el Cac de París ha cedido un 0,89% y el Dax de Fráncfort se ha convertido en la excepción al ganar un 1,27%.

En este contexto, José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, considera que el rescate de Grecia es "naturalmente, positivo. El contexto actual, en términos de datos, beneficios empresariales y liquidez, es positivo. Pero el ruido de Grecia nos ha costado los niveles, en el caso de las Bolsas europeas, los niveles recientes. Espero que una mayor calma en Grecia pueda servir para que se recuperen las subidas".

Por su parte, Rafael Romero, de Unicorp Patrimonio, señala que "la probabilidad de un impago de Grecia no es tan alta como indica la rentabilidad de su bono, por lo que es un movimiento especulativo. Si hay una lectura positiva, creo que en este entorno las Bolsas deben reducir un poco la incertidumbre durante los próximos días".

Los resultados y la economía real, en segundo plano

La temporada de presentación de resultados empresariales, que en términos generales está batiendo las expectativas de los analistas, y los datos macroeconómicos de Estados Unidos han quedado relegados a un segundo plano. Goldman Sachs, que fue acusada de fraude en la comercialización de activos ligados a las 'subprime', Citi, Morgan Stanley o Apple han hecho públicas unas positivas cuentas, mientras que, al otro lado del Atlántico, los datos inmobiliarios o las solicitudes de subsidios por desempleo han intentando en vano levantar el ánimo inversor.

En el mercado español, han sido varios los sectores castigados. Ayer, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama pidió a la banca que deje de luchar contra la reforma financiera. El sector ha sido uno de los principales damnificados de la semana. Santander y BBVA se han dejado un 5,05% y un 3,89% respectivamente, mientras que la banca mediana también se ha situado en la parte baja de la tabla.

Las renovables se han convertido en otro foco de ventas. Estas compañías han retrocedido terreno afectadas por las expectativas de nuevos recortes en las primas para el sector y su posible retroactividad. Gamesa ha restado un 8,21% en las últimas cinco jornadas, Abengoa se ha dejado un 5,47% e Iberdrola Renovables ha perdido un 4,93%.

Por su parte, las aerolíneas, que se han visto lastradas por la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia, se han situado a ambos lados de la balanza. Iberia ha sumado un leve 0,12% y Vueling ha recortado un 3,24% semanal.

En el mercado de divisas, el inminente rescate de Grecia ha impulsado la cotización del euro. La divisa europea ha roto hoy con seis jornadas consecutivas de números rojos y ha recuperado los 1,3363 dólares.