Pérdida de la confianza

El mercado prevé el rescate de Grecia a mediados de mayo

También se especula con la posibilidad de reestructurar deuda

El mercado prevé el rescate a mediados de mayo
El mercado prevé el rescate a mediados de mayo

El mercado baraja ya un rescate inminente a Grecia. El país afronta vencimientos de deuda por unos 10.300 millones de euros en mayo y la cercanía de la fecha ha disparado, una vez más, los miedos a la suspensión de pagos del país. La lectura que dejaban ayer los costes de financiación lo decían todo. La rentabilidad del bono griego a 10 años alcanzó el 8,8%, frente al 3,05% de los bonos alemanes o el 3,86% del español.

El mercado ha perdido la confianza en Grecia y demanda una actuación contundente de las autoridades. "No vale enseñar el dinero y guardárselo. Hace falta la implicación de Alemania y una declaración en la que se asegure que pase lo que pase Grecia no va a suspender pagos", explica Félix González, socio director de la Eafi Capitalia Familiar.

El tiempo apremia. El próximo 10 de mayo Grecia debe desembolsar 2.278 millones de euros destinados al pago de cupones y el 19 del mismo mes deberá hacer frente a 8.086 millones de euros por el vencimiento de un bono a 10 años. Todo hace prever, por tanto, que antes de esas fechas la ayuda estará sobre la mesa.

La cuestión está en ver si se trata de un parche que garantice las necesidades de liquidez de Grecia a corto plazo o si será una ayuda más contudente que realmente ayude a eliminar incertidumbres. La reticencia mostrada por Alemania hasta la fecha dificulta la visión más optimista. El país afronta elecciones regionales el próximo 9 mayo; una vez celebradas, quizá su discurso se suavice y se allane el camino para una solución más duradera.

Hasta entonces las trabas políticas abundan en la UE, por lo que la implicación del FMI en el corto plazo cobra relevancia. El mecanismo inicial barajaba 30.000 millones de los miembros de la UE y una ayuda adicional del FMI de hasta 15.000 millones, lo que hace cada vez más previsible ver el dinero del organismo primero, más aún cuando la activación del resto de ayudas de los estados miembros requiere la aprobación de los respectivos parlamentos, una implementación que a día de hoy aún suscita muchos interrogantes.

En este contexto y ante la batería de noticias negativas que rodearon ayer a Grecia, el mercado también ha empezado a barajar la posiblidad de una reestructuración de la deuda del país, independientemente de que se active el mecanismo de ayuda. La revisión a la baja de las cuentas de 2009 por parte de Eurostat, el recorte de calificación crediticia de Moody's a A3 y la huelga de funcionarios que afrontaba ayer Grecia no hicieron más que aumentar la desconfianza sobre su capacidad para enderezar las cuentas públicas.

El déficit público de Grecia concluyó 2009 en el 13,6% frente al 12,7% estimado con anterioridad, lo que implica que el ajuste que debe hacer para llevar esta cifra al 8,7% este año, tal y como ha prometido en su plan de estabilidad, se complica. La Comisión Europea no descarta, además, revisar de nuevo la cifra, lo que contribuye a mermar aún más la credibilidad del país.

"La situación se complica. Cuanto mayor sea el déficit más difícil será para Grecia lograr los objetivos. La clave para que lo consiga es lograr la aceptación de la población por que el esfuerzo que se necesitará será todavía mayor. Además es el inicio de un proceso doloroso que durará dos o tres años", comenta Anton Brender, economista jefe de Dexia AM.

Grecia afronta un camino lleno de obstáculos en los próximos meses. Un paquete de ayudas contundente, combinado con un esfuerzo de ajuste brutal por parte de Grecia y aceptado por la población es el mejor escenanario al que puede aspirar. El peor sería que no reciba ayudas ni logre financiarse en el mercado y termine suspendiendo pagos, algo de momento poco probable. La tecera opción sería una solución intermedia. Ayudas, unidas también a algún tipo de reestructuración de la deuda. "Un paquete de rescate oficial grande de varios años, junto con una reestructuración voluntaria de deuda, daría mucho más espacio de maniobra al Gobierno para llevar a cabo las reformas necesarias", explicaba ayer en un informe Erik F. Nielsen, economista jefe para Europa de Goldman Sachs.

Los próximas semanas se prevén intensas y apremia algún anuncio del FMI, BCE y la Unión Europea.

El euro pierde los 1,33 dólares y retrocede el 2,4% en seis días

La posibilidad, que buena parte del mercado da por cierta, de que Grecia no pueda hacer frente al pago de su deuda está pasando factura sobre el euro y avivando de paso la viabilidad de su configuración como moneda única europea. El euro llegó a caer ayer por debajo de los 1,33 dólares y acumula así seis jornadas consecutivas de caídas.

La divisa europea aún está lejos del mínimo histórico de noviembre de 2008, en los 1,24 dólares. Pero, con la excepción de una jornada del pasado 25 de marzo, no cotizaba por debajo de los 1,33 desde mayo del año pasado.

El FMI, a través de su número dos el subdirector gerente John Lipsky, tuvo que salir ayer en defensa del euro y asegurar que no existe la posibilidad de que Grecia lo abandone, después de que un diputado alemán afirmara que Grecia debería abandonar la divisa si no presenta suficientes medidas de austeridad.

El índice de Atenas cae el 3,91% con desplome de los bancos

La Bolsa griega perdió ayer un 3,91%, la mayor caída en más de tres meses, arrastrada por los problemas de la deuda del país y el hundimiento de los bancos. El índice Ase-20 se colocó en niveles de hace un año, los 1.860,76 puntos, cuando llegó a tocar los 2.900 en octubre. En la semana la caída acumulada es del 6,7%.

Entre los valores que ás cayeron destaca el National Bank of Greece, el mayor del país, que perdió un 6,49%, la mayor caída en dos semanas. El Piraeus Bank, el tercer banco más importante de Grecia, perdió un 5,2%, la tercera caída de la semana, hasta los 5,64 euros. Eurobank Securities rebajó su estimación de ambos valores. En el caso del Piraeus Bank, rebajó su consejo de compra a mantener yel precio objetivo de 14,1 euros a 6,9. El único valor del selectivo ateniense que cerró en positivo fue Titan Cement.

Las cifras

13,6 es el porcentaje al que concluyó el déficit público de Grecia en 2009. La UE revisó ayer la cifra desde el 12,7% anterior.

10.300 es la prima de riesgo que mide el diferencial entre la deuda griega a 10 años y la alemana al mismo plazo. Un nivel récord.

575 millones es la cifra de vencimientos que afronta Grecia en mayo.

"Hay que tomar nota de lo que está ocurriendo"

Aviso para los países europeos con cuentas públicas deterioradas. Perder la credibilidad puede salir muy caro como bien sabe Grecia "España debe tomar nota de lo que está ocurriendo y actuar con contundencia", comenta Félix González, de Capitalia Familiar.

La prima de riesgo de Grecia alcanzó ayer los 575 puntos básicos frente a los 213 de hace tan sólo un año. Los diferenciales de España (90), Irlanda (172) y Portugal (186) se han visto contagiados en los últimos días pero el mercado aún diferencia entre unos países y otros. El coste de financiación de Portugal está en máximos pero todavía mucho más cerca del de Alemania que el de Grecia. España también sigue financiándose en el mercado sin problemas, pero para seguir así debe continuar comprando tiempo con medidas creibles. Al final el mercado exigirá resultados.