En las últimas semanas

El banco central alemán alerta de que ha aumentado el riesgo de "contagio" griego

El presidente del banco central alemán (Bundesbank), Axel Weber, dijo hoy que el riesgo de contagio de la crisis griega ha aumentado en las últimas semanas y advirtió de que muchos países tienen "déficits presupuestarios excesivos".

"El riesgo de contagio ha aumentado en las últimas semanas", dijo Weber en rueda de prensa en el marco de la reunión ministerial del G20 que se celebra hoy en Washington y en vísperas de la Asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial del fin de semana.

Pese al peligro de contagio, Weber dijo creer que la situación en Grecia no plantea un verdadero problema para el euro.

"No hay problemas para el euro", señaló, para añadir que "el euro es todavía una divisa estable en los mercados financieros".

Por lo demás, Weber afirmó que la inflación de la zona euro está bajo control y que los tipos de interés, en niveles mínimos del uno por ciento, son apropiados.

Grecia anunció hoy su decisión de pedir la activación del mecanismo de ayuda europeo con la colaboración del FMI tras las presiones de los mercados, una ayuda que podría rondar los 45.000 millones de euros.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo en un comunicado que el organismo está listo "para actuar con rapidez frente a esta solicitud".

La Unión Europea señaló por su parte en un comunicado que dará un tratamiento "rápido" y "eficiente" a la solicitud.

Por lo demás, Weber afirmó que la inflación de la zona euro está bajo control y que los tipos de interés, en niveles mínimos del uno por ciento, son apropiados.

Alemania ha expresado su malestar con el hecho de que Grecia haya sido capaz de recibir durante años préstamos a tasas de interés próximas a las de Alemania basándose en datos erróneos.

Berlín se ha mostrado reacia a prestar dinero a Grecia como parte del paquete de ayuda a tasas concesionales de alrededor del 5%.

La decisión de Grecia de activar el paquete de ayuda llega después de que la agencia europea de estadísticas Eurostat revisase ayer jueves al alza el déficit fiscal griego, del 12,7% al 13,6% del producto interior bruto (PIB), lo que elevó la prima de riesgo de la deuda pública en medio punto porcentual.

Además, Eurostat afirmó que el déficit podría ser revisado nuevamente al alza debido a la escasa fiabilidad de las cifras oficiales, lo que causó nerviosismo en los mercados de valores y deprimió la cotización del euro.

Está previsto que el ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantínu, viaje este fin de semana a Washington para negociar las condiciones del préstamo con el FMI, que podría rondar los 15.000 millones de euros.

Al mismo tiempo, los países de la zona del euro han ofrecido a Grecia una ayuda de 30.000 millones de euros a un tipo de interés del 5%.

Además de Grecia, otros países con elevado déficit fiscal en Europa son España, Portugal e Irlanda.