En lugar del impuesto de Transmisiones Patrimoniales

La CEOE pide que se aplique el IVA a los promotores de rehabilitaciones

La CEOE pidió hoy a la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, que los promotores que hagan reformas en casas para después venderlas estén sujetos al régimen del IVA "sin limitaciones" en lugar de que se les aplique el actual Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que consideran "injusto".

Esta es una de las medidas que propone el documento que la patronal entregó a Corredor en el transcurso de la Comisión de Infraestructuras y Urbanismo, y que, a su juicio, permitirá reactivar la economía a través de un cambio en las rehabilitaciones de los edificios.

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, valoró la petición de Corredor de mayor apoyo por parte de las empresas y aseguró que las rehabilitaciones son una "oportunidad" para paliar, a corto plazo, las consecuencias de la caída de la construcción.

Según la patronal, la equiparación tributaria de los promotores que no son usuarios finales permitirá la deducción del IVA en todos los bienes y servicios utilizados para la rehabilitación de un edificio.

Además solicitó que se considere promotores de las reformas no sólo a los propietarios, sino también a los inquilinos, al tiempo que pidió que se permita también disfrutar de los incentivos fiscales a la rehabilitación a las obras ejecutadas en oficinas y demás instalaciones de las pymes.

Otra propuesta de la patronal pasa por mantener las deducciones fiscales al IRPF por reformas más allá de 2012.

Por otra parte, la patronal calificó de "desalentadora" la utilización del tipo reducido del IVA a las rehabilitaciones, y reclamó que se aplique también a las obras de mejora en la vivienda habitual, a los instaladores y subcontratistas y a la compra de materiales.

También propuso que se elimine el límite cuantitativo del 25% del precio del inmueble para las obras de rehabilitación de edificios, así como la obligación de que más de la mitad de los presupuestos deben afectar a elementos estructurales.

También solicitó que se modifique la Ley del IVA para permitir la aplicación del tipo súperreducido del 4% en servicios de mantenimiento de servicios.

A corto plazo, defendió la adopción de un plan de choque que subvencione entre el 15 y el 20% del importe de las obras, a abonar al consumidor en un plazo de 100 días y vigente durante un año.

A su vez, la CEOE abogó por la concesión de ayudas a la reforma de viviendas que constituyan el domicilio habitual. También que se instrumenten préstamos bancarios "blandos y flexibles", se estimule el mantenimiento de pisos en alquiler y se cree una ventanilla única para informar de las ayudas públicas existentes.