Bolsa de Tokio

El índice Nikkei pierde los 11.000 puntos

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio perdió hoy la cota de los 11.000 puntos por primera vez en tres semanas, afectado por la nueva subida del yen y las pérdidas en Wall Street, tras la acusación de fraude al banco Goldman Sachs.

El Nikkei cayó 193,41 puntos, el 1,74%, y se situó en 10.908,77 puntos, mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, bajó 18 puntos, el 1,82%, hasta 970,84 enteros.

El parqué tokiota se movió a la baja desde los primeros compases de la sesión, al hilo del retroceso del viernes en las plazas neoyorquinas después de que la Comisión de Valores de EE UU acusara a Goldman Sachs de haber ocultado información vinculada a las hipotecas de alto riesgo.

Esto se reflejó en los 33 sectores de la Bolsa de Tokio, que cayeron de forma unánime liderados por las compañías financieras de créditos al consumo, los valores mineros y el sector bancario. El líder del día en volumen, el grupo financiero Mizuho, se depreció casi un 3%, mientras que el líder en valor, el banco Sumitomo Mitsui, retrocedió casi un 4%.

Al revés bursátil que supuso la acusación a Goldman Sachs se unió la apreciación de la moneda local frente al dólar, que hoy se movió en la banda de las 92 unidades, lo que perjudica a los exportadores nipones.

Entre las pérdidas destacadas estuvo la empresa de electrónica de consumo Canon, que cayó cerca de un 2%, casi lo mismo que el gigante Kyocera.

Uno de los pocos valores que terminó a contracorriente fue la siderúrgica Tokyo Steel, que sumó más de un 1% al hilo de informaciones sobre la posible entrada de la firma en el sector de la producción de acero para el sector automovilístico.

En la primera sección perdieron terreno 1.470 valores, mientras solo 159 terminaron con beneficios y 45 cerraron sin variación. En la primera sección cambiaron hoy de manos 2.028,64 millones de acciones, por debajo de los 2.221,85 millones del pasado viernes.