Fainé sería presidente y Amado Franco, vicepresidente

Las cajas ultiman un acuerdo para llegar al consenso en CECA

Las cajas de ahorros tienen prácticamente ultimado un acuerdo para nombrar al próximo presidente de CECA el martes por consenso. El pacto, a falta del sí de alguna caja, supondría nombrar a Isidro Fainé presidente de CECA por dos años y a Amado Franco, vicepresidente.

Pese a las distintas posiciones existentes en el seno de CECA, sus asociadas están a punto de llegar a un acuerdo para nombrar en su próximo consejo, que se celebrará el 20 de abril, al sustituto de Juan Ramón Quintás por consenso. Al final se ha encontrado una solución salomónica que en principio, y según todas las fuentes consultadas, convence a la mayor parte del sector. Consiste en nombrar por unanimidad al presidente de La Caixa, Isidro Fainé, presidente de la CECA, mientras que su homólogo de Ibercaja, Amado Franco, ocuparía la vicepresidencia que dejaría vacante el directivo catalán.

De esta forma, tanto las cajas partidarias de que el directivo de la primera caja española sea el principal representante del sector, como las que defienden la candidatura de Franco saldrían beneficiadas.

El objetivo es que el presidente de Ibercaja, que pese a este previsible acuerdo mantiene su candidatura para sustituir a Quintás -de lo contrario no se tendría que buscar una solución para satisfacer a las dos partes-, se siente en la comisión ejecutiva de la confederación. Por esta razón se le dejaría una vicepresidencia en la institución, pese a que por tamaño tanto de Ibercaja como de la Federación de Cajas de Aragón, no le correspondería.

Este puesto le permitiría conseguir que la postura de las cajas más pequeñas y de aquellas que prefieren opciones más clásicas para el sector no sólo se oyera sino que se tuviera en cuenta en el debate que las cajas mantendrán con el Gobierno y partidos políticos para la reforma de su ley.

Las vicepresidencias de CECA son cuatro, y están repartidas en función de los depósitos de las distintas federaciones de cajas, que coinciden con las comunidades autónomas. En la actualidad ocupan estos puestos Isidro Fainé, Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, Braulio Medel, de Unicaja, y Modesto Crespo, de Caja del Mediterráneo. La comisión ejecutiva de CECA está compuesta por el presidente, su director general, José Antonio Olavarrieta, los cuatro vicepresidentes y Carlos Egea, presidente de Caja Murcia.

Fainé, que inicialmente no tenía intención de presentar candidatura, todavía no ha comunicado al sector oficialmente si optará al cargo o no el martes. Su posición no es muy cómoda en la actualidad, ya que la idea de presentarse para sustituir a Quintás no partió de él, sino del Gobierno, con el apoyo de Rato y Medel.

En la comisión ejecutiva y en el consejo del 17 de marzo -cuando dimitió Quintás-, Fainé llegó a decir, de hecho, que no era candidato. Pero ante la insistencia del Gobierno, partidos políticos, y de algunos responsables influyentes del sector, como Rato y Medel, ha decidido continuar con su postulación pero sólo presentará la candidatura cuando las 45 cajas existentes hayan confirmado que le votarán. Si no es así no optará al cargo al final.

Conversación

La proposición salomónica entre Isidro Fainé y Amado Franco se consiguió el pasado 7 de abril en la comisión ejecutiva de CECA. Tras aceptar esta idea, Fainé se ha reunido con su homólogo de Ibercaja para ofrecerle la vicepresidencia. Franco lo estudiaría.