Activos de la empresa en quiebra

Kapsch controla el 58% de las comunicaciones ferroviarias tras comprar Nortel

Un nuevo nombre ha entrado con fuerza en el sector de las comunicaciones de servicio dentro del mundo del ferrocarril español. Se trata de la compañía Kapsch Carriercom que, tras hacerse en todo el mundo con una parte de los activos de la empresa de telecomunicaciones en quiebra Nortel, controla el 58% de esta actividad en la red ferroviaria a nivel mundial, según explicó ayer Jorge García, el nuevo director general para España de la empresa.

Kapsch Carriercom contará a partir de ahora con una plantilla de unas 40 personas en España y participa en la implementación de sistemas de comunicaciones ferroviarias en unos 300 kilómetros de la nueva infraestructura del AVE y también de las redes de cercanías.

Su principal competidor en el sector es la multinacional Nokia Siemens.

Jorge García aseguró que durante el presente ejercicio se han planteado como objetivo "consolidar la posición en el mercado de las comunicaciones ferroviarias". Con este fin se presentarán a todos los concursos que tiene previsto lanzar la administración. Aunque García aseguró que las informaciones sobre las licitaciones "cambian continuamente", esperan licitar en los concursos de las comunicaciones del AVE de Galicia y de las cercanías de Madrid.

El directivo participó ayer en un encuentro con periodistas en el que estuvo también presente Kari Kapsch, el nuevo consejero delegado de la multinacional.

Ambos explicaron que ya se puede dar por concluido el proceso de adquisición por Kapsch Carriercom de las unidades de comunicaciones móviles de GSM y de las comunicaciones ferroviarias de GSM-R de Nortel, por lo que ya pueden comenzar a operar con la nueva marca. El importe satisfecho en esta operación se elevó a 33 millones de dólares.

En la operación de liquidación de Nortel también ha participado el fabricante nórdico Ericsson, quien compró los activos de la corporación canadiense en Estados Unidos, tras pagar 77 millones de dólares.