El IPC aumentó el 2,2%

La economía de China creció el 11,9% en el primer trimestre

La economía china aceleró su crecimiento en el primer trimestre del año con un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) del 11,9% respecto al mismo período de 2009, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas.

Según el portavoz Li Xiaochao, el crecimiento en el primer trimestre fué de 5,7 puntos más que el de enero a marzo del 2009, cuando el país sufría las peores consecuencias de la crisis financiera mundial y registró su peor índice de crecimiento desde 1992, el 6,2%.

El Indice de Precios al Consumo (IPC), principal indicador de la inflación, aumentó el 2,2% en el trimestre, el 2,4% solamente en marzo, cuando fué 0,7 puntos menos que en en febrero. El Indice de Precios a la producción (IPP), también importante en la inflación, registró un aumento interanual en marzo del 5,9%, pero el incremento trimestral fue del 5,2%.

El portavoz del organismo oficial que distribuye las cifras económicas en China, destacó que la producción industrial china se incrementó de enero a marzo del 2010 en el 19,6%, 14,5 puntos porcentuales más que el mismo período de 2009. La inversión en activos fijos ascendió a 3,5 billones de yuanes (unos 440.000 millones dólares, 300.000 millones de euros), aumento interanual del 25,6%.

Las ventas al por menor ascendieron a 3,63 billones de yuanes (unos 450.000 millones de dolares, 320.000 millones de euros) progresión interanual del 17,9%. El comercio exterior aumentó a 617.850 millones de dólares (unos 500.000 millones de euros), el 44,1% más que el primer trimestre del 2009 con exportaciones por 316.170 millones de dólares (unos 280.000 millones de euros), con subida del 28,7% interanual.

Las importaciones del exterior alcanzaron un valor de 301.680 millones de dólares (unos 260.000 millones de dólares), el 64,6 por ciento más que de enero a marzo de 2009. El supéravit comercial de China se situó en el primer trimestre del año en 14.490 millones de dólares (unos 12.000 millones de euros) a pesar de que marzo fué el primer mes en los últimos seis años en registrar déficit comercial.

El mantenimiento del cambio fijo del yuan respecto al dólar puede haber contribuído al regreso al superávit ya que algunos países, encabezados por EEUU afirman que China utiliza su moneda y se niega a revaluarla a pesar de las presiones. China es un país consagrado a la exportación y de difícil entrada para las importaciones y negocios e inversiones extranjeras, que el Gobierno ha comenzado a afirmar tratará en el futuro en pié de igualdad.

La última vez que las importaciones habían sido superiores a las exportaciones en la "fábrica del mundo" china había sido en abril de 2004 (2.260 millones de dólares, 1.670 millones de euros). En las últimas tres décadas, el país asiático dependió de las exportaciones para mantener su rápido crecimiento económico (en torno a un 10 por ciento anual).

Pero tras verse afectada en un principio en sus ventas al exterior por la crisis financiera mundial, Pekín intenta actualmente cambiar su modelo de crecimiento, depender menos de las exportaciones y fomentar el consumo interno.