"Desde hace quince años"

Ferran Adrià: "El Bulli pierde medio millón de euros al año"

Ferran Adrià, considerado el mejor cocinero del mundo, ha desvelado hoy que su emblemático restaurante, El Bulli, situado en Roses (Girona), no es rentable y "pierde medio millón de euros al año".

2011, último año para conseguir mesa en El Bulli
2011, último año para conseguir mesa en El Bulli

Adrià ha intervenido con el ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, en un almuerzo en el que han coincidido en destacar la importancia de la educación y el esfuerzo como complementos de la genialidad y la creatividad.

Al hablar de sus orígenes en El Bulli, Adrià ha desvelado que "poca gente sabe que en los 80 no podíamos pagar a los trabajadores todos los meses", y que él mismo tenía un sueldo de 120.000 pesetas al mes pese a ser el propietario.

Actualmente, la explotación del restaurante tampoco es rentable, porque "pierde medio millón de euros al año", ha dicho Adrià, que ha recordado que esto no es algo nuevo sino que pasa "desde hace quince años". El proyecto puede sostenerse gracias al resto de negocios y proyectos que promueve el cocinero catalán.

Adrià ha destacado, sin embargo, que en contra de lo que la gente pueda creer, no es "millonario", sino que vive "una vida normal", no tiene hijos, tiene una vivienda "normal y un coche pequeño" y no tiene "ninguna ambición".

El chef y el ex-presidente han conversado sobre la proyección internacional de Cataluña que, según ha manifestado Pujol, es más conocida por el Barça o por personajes como Ferran Adrià y Pau Gasol que por cualquier campaña publicitaria que pueda hacer el Gobierno.

"Prefiero que el Barça lo gane todo a que haya otros Juegos Olímpicos en Barcelona", ha resumido Adrià, quien ha recordado que si 400 cocineros vienen a aprender cocina a España cada año y dan a conocer los productos y la cocina al mundo, "en diez años habrán venido cuatro mil y estos son los mejores embajadores que puede tener Cataluña".

Por su lado, Pujol ha destacado que "un Bulli no sale del Gobierno, pero el Gobierno no debe poner impedimentos, tiene que intentar que quienes tienen un punto de genialidad tiren hacia adelante".

Pujol y Adrià han destacado que la educación en tiempos de crisis es esencial y ambos han coincidido en que la gente joven está más bien formada que nunca, pero han recordado que "detrás de la genialidad hay mucho trabajo", en palabras del ex presidente.