Refinancia su deuda

Ono pacta con los bancos retrasar a 2013 el pago del 80% de su deuda

La operadora de cable Ono ha conseguido refinanciar su deuda y posponer el pago del 80% de sus 3.500 millones de euros de pasivo a 2013, lo que garantiza su viabilidad a medio plazo. Ha tardado tres meses en lograr el acuerdo de los bancos, pero finalmente lo ha conseguido, de forma que ahora sólo tiene que abonar el pago al 20% de acreedores que ha rechazado la operación.

Con el nuevo calendario de abonos, Ono tendrá que pagar 167, 126 y 190 millones de euros en 2010, 2011 y 2012, respectivamente. Será en 2013 cuando tenga que volver a enfrentarse al pago de los más de 3.000 millones pendientes. Por eso, Ono sigue estudiando posibles vías de financiación alternativas, como emisiones de bonos o retomar la salida a Bolsa cancelada a principios de 2000.

El fin de la refinanciación lleva aparejada la salida del director financiero de la compañía, Jonathan Cumming, que comunicó hace meses su intención de dejar Ono, pero lo pospuso hasta cerrar la operación. El cargo pasa a Carlos Sagasta, que procede de Abertis Telecom.