Medio centenar de muertes en dos años

France Télécom rechaza un complot como la causa de los suicidios de sus empleados

El director general de France Télécom, Stéphane Richard, dijo hoy que "no hay ningún complot dentro de la empresa" al referirse a la investigación judicial por "acoso moral" abierta por los suicidios de empleados de este operador de telecomunicaciones.

Richard, en una entrevista a la emisora de radio Europe 1, lamentó la "caricatura" que se está haciendo de la compañía desde hace seis meses por las informaciones sobre los suicidios.

La tesis de que "un conjunto de personas de France Télécom -los dirigentes y los más de 10.000 directivos que hay en la empresa- se habrían puesto de acuerdo para formar una conspiración que llevara al suicidio (...)" fue calificada por Richard como "una amalgama calumniosa y absurda".

"Los suicidios son un tema difícil y doloroso y es lo que ha llevado a esta empresa a cuestionarse muy profundamente", aseguró el nuevo 'número uno' del histórico operador francés, nombrado precisamente para sustituir al frente al todavía presidente, Didier Lombard (que tuvo que ceder la dirección operativa el 1 de marzo) para intentar acallar las críticas por la ola de suicidios.

ORANGE 13,77 0,95%

Richard argumentó que recurrir a los dramas individuales para atacar su empresa "tiene algo chocante". Afirmó que la suya es "una gran empresa que hace vivir y trabajar a varios cientos de miles de personas en Francia y en el mundo. Tiene una realidad económica, social y humana mucho más interesante que esta imagen que se le quiere dar desde hace meses".

Contó que había hablado con un técnico del grupo que se había intentado suicidar en septiembre, identificado como Lionel, y dijo que lo había encontrado con ganas de seguir adelante.

Reconoció que France Télécom "no está curada" de la ola de suicidios -que según la dirección y los sindicatos costó la vida a cerca de medio centenar de trabajadores en algo más dos años-, pero en cualquier caso afirmó que se muestra "muy confiado, muy optimista".

"No digo que va a ser sencillo ni rápido. Vamos a reconstruir un modelo de dirección, lo que quiere decir que va a hacer falta tiempo" y que se va a reestructurar "completamente" la formación de los directivos, señaló.

La Fiscalía de París anunció la semana pasada la apertura de una investigación judicial por "acoso moral" en France Télécom y aunque en ese procedimiento no se incluía a nadie en concreto como presunto responsable, sí se contempla el delito de "insuficiencia de documentación de evaluación de los riesgos en la empresa".

Esta investigación judicial resulta de un informe de la inspección de trabajo que constataba que la ola de suicidios en la compañía está vinculada a su política de reorganización y de mando, y ponía el acento en que los directivos no habían tenido en cuenta una serie de señales de alerta.